miércoles, 30 de diciembre de 2009

"Manual de Psicomagia (Consejos Para Sanar tu Vida)" (Alejandro Jodorowsky)

Acabaremos el año, si no hay novedad, con una lectura...

Una de las últimas obras de Alejandro (y es que este hombre es verdaderamente prolífico) es este “Manual de Psicomagia”, editado por Siruela en la colección “El Ojo del Tiempo”, y que es precisamente eso: un manual con recetas y consejos de esta arte-terapia tan particular inventada por el maestro. Es bien cierto que la psicomagia sigue siendo algo artístico y bastante personal e intransferible (porque todos somos distintos), pero también es bien cierto que la igualdad de problemas permite dar buenísimos consejos estandarizados (porque todos somos iguales, a fin de cuentas). Por mi parte, he ido anotando con lápiz los que más me han gustado y que nunca he puesto en práctica aún...

Por cierto que hablando del amigo Jodo, mi padre ha descubierto un blog en el que aparece toda la información referente a él, a Marianne y a sus cursos, y a varias cosas mucho más interesantes. Qué lejos quedan (afortunadamente) los tiempos en los que saber algo referente a él era poco menos que masonería oculta...

http://planocreativo.wordpress.com/

Y hablando precisamente de psicomagia aplicada a uno mismo, he decidido que ya estoy un poco harto de leer tanto, y es una decisión vieja... así que con todo el dolor de mi corazón, he decidido que ya que empieza pronto el año, voy a limitarme a leer únicamente uno al mes, para poder disfrutarlos y dedicarme a otras cosas más prácticas (entre las cuales, desde luego, se encuentra la escritura). Ya sé que puede sonar raro, pero así soy yo...

¡Feliz año nuevo!


miércoles, 23 de diciembre de 2009

"Borobudur: Golden Tales of the Buddhas" (John Miksic)

Después de todo, las vacaciones son una buena época para leer, ¿verdad?

Otro que había comenzado hacía tiempo y al que le tenía verdaderas ganas: “Borobudur: Golden Tales of the Buddhas”, con interesantísimo texto de John Miksic y preciosas fotografías de Marcello y Anita Tranchini, es un estudio sobre el templo budista más famoso de Java, que me compré precisamente en Yogyakarta después de haberlo visitado y de asombrarme con él como el que más... pero como precisamente no soy de esos que se tragan sin más las sandeces que (salvo muy honrosas excepciones) escupen los guías, quería informarme sobre ello de una forma seria, aunque fuese en inglés.

Y, definitivamente, este libro me ha vuelto a confirmar algo que haría muy bien en no olvidar: no vuelvo a viajar a un lugar como Borobudur sin haberme leído algo semejante. Porque desde luego, estos libros no son la panacea ni contienen todo lo que uno puede saber (y sobre todo, todo lo que uno puede sentir) al respecto, pero al menos gracias a ellos se pueden contrastar distintas e interesantes cosas: los significados aproximados de los relieves, la historia de su construcción y excavación (y posteriores restauraciones), las direcciones correctas para recorrer el monumento... Cosas que, como digo, son del todo imprescindibles: nadie imagina qué clase de español hablaba el guía autorizado por el gobierno indonesio que estás obligado a aceptar para realizar la visita, y tampoco qué clase de explicaciones jocosas y ditirámbicas se sacaba de la manga para responder la más inocente pregunta (del tipo “qué significa este relieve”). Sólo le faltó decir que el Borobudur lo habían traído del Espacio los extraterrestres...

Como digo, el presente está más que bien: buenas fotos, buenos textos (que tampoco son excesivamente pesados), interpretaciones comedidas y no arbitrarias, y contrastes en la información que se agradecen muy mucho. Sin duda, una buena compra... y una agradable lectura, aunque haya sido a posteriori.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Finalizando otro escaneo...

Como iba diciendo... eso de ir poniendo orden va dando sus frutos poco a poco.

Con la ayuda de dos tapas de coleccionables que regalaba la Interviú allá por 1996, me construí un tríptico que se convirtió en las tapas de mi diario número VIII, el cual ni siquiera llegó a durar un año y recogió la esencia de unos tiempos convulsos y llenos de cambios y esperanzas que fructificaron mucho más de lo que yo esperaba. Tal y como imaginaba yo que sería mi vida, mis pronósticos (sentimentales y profesionales) de aquellos años oscuros están más que cumplidos... y eso está bien.

Y las sorpresas de tipo literario y filosófico que aparecen por esos lares, siempre son de lo más suculento...

Por cierto que el collage fotografiado arriba, que corresponde a las tapas del diario, se titula literalmente “TRÍPTICO: TORERO, TORO EMBISTIENDO, Y ÁRBOL FUSILADO, EN HOMENAJE A FEDERICO GARCÍA LORCA.” Era más joven y más barroco, sin duda...

Y después de todo esto, me parece que sí me he ganado vacaciones... así que feliz navidad, y todas esas cosas.

martes, 15 de diciembre de 2009

"Anarchy and Alchemy: The Films of Alejandro Jodorowsky" (Ben Cobb)

A fuerza de ir tirando, vamos acabando con los asuntos pendientes, sí señor...

“Anarchy and Alchemy: The films of Alejandro Jodorowsky”, escrito por Ben Cobb, es un interesantísimo volumen que desgrana todas y cada una de las películas de Alejandro, clarificando aspectos y términos de tal manera que el propio Jodorowsky dice en el mismo libro que gracias a él ha entendido toda su obra cinematográfica. Es verdaderamente imprescindible para quien le interese profundizar en eso, y a mí particularmente me ha servido de forma impecable para mis artículos sobre el tema... aunque se puede acusar ligeramente al autor de no tener en cuenta las fuentes que están en otro idioma que no sea el inglés (que, precisamente, son la mayoría, claro está). Pero como desde luego no hay nada que se le pueda comparar, es justo y necesario atribuirle todo su valor... es una verdadera pena que no esté traducido al castellano.

En la foto correspondiente, adjunto el llamado “The Spiritual Journey of Alejandro Jodorowsky”, que me compré sin saber qué era para ver si se trataba de algo interesante... y es simplemente la traducción de “El Maestro y las Magas”. Así son las compras por la web...

lunes, 14 de diciembre de 2009

"Lugares Sagrados de Oriente" (Bernat Masferrer y Teodoro Gómez)

Otro más que ya llevaba tiempo esperando su oportunidad...

Segundo de los de Teo Gómez que me enviaron en Océano, es, al igual que su predecesor “Lugares Sagrados” una guía que da buenas (o malas, según se mire) ideas acerca de los mugares que conviene visitar. Por supuesto que no es un manual detallado al uso, pero es que tampoco lo pretende: es magnífico leerlo así, tranquilamente y del tirón, apreciando lugares que a pesar de todo uno nunca ha oído nombrar, y que de repente se convierten en imprescindibles o verdaderamente atractivos...

En este caso concreto, estoy más que feliz de haber reconocido alguno de los lugares por haberlos pisado ya, como el Borobudur, el volcán Merapi, o la Gran Mezquita de Damasco. Pero como ciertamente diría Sir David Attenborough, indudablemente, queda mucho mundo por ver...

Exposición "Dinastía y Divinidad: Arte Ife en la Antigua Nigeria"

La otra exposición de tierras madrileñas, una muestra del arte Ife nigeriano que estaba en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (y que, justamente, acabó ayer), que mi padre quiso ver porque estas piezas eran similares a las que nuestros familiares veían cuando andaban por la antigua Guinea Española... Objetos rituales verdaderamente curiosos (sobre todo, una especie de columna de piedra agujereada y abstracta), y unas esculturas trabajadas y con un detallismo a veces inspirador.

domingo, 13 de diciembre de 2009

"Mis Antepasados Me Duelen" (Varios)

Nuevamente, me decidí a darle un repaso a otro de esos libros que me han cambiado la vida (y no suelo decir esto muy a menudo, a pesar de que sí es cierto que leo algún libro de vez en cuando): “Mis Antepasados Me Duelen”, coordinado por Patrice van Eersel y Catherine Maillard, es una serie de entrevistas a destacados estudiosos de la terapia transgeneracional (entre los que destacan nombres tan ilustres como Bert Hellinger, Chantal Rialland, o el propio Alejandro Jodorowsky), desvelando de forma clara y concisa lo mucho que pueden llegar a pesar en la vida de uno mismo las influencias (conscientes o inconscientes) de nuestros antepasados. Como dice el mismo Alejandro en una de sus frases magistrales (que no es literal), “el árbol genealógico es la mayor trampa, y al mismo tiempo es la mayor felicidad”.

La terapia transgeneracional (constelaciones, estudios genealógicos, y cosas afines) es tremendamente interesante, doy fe de ello... y como siempre, lo mejor que se puede aconsejar a quien le apetezca desenterrar secretos y problemas (lo cual puede ayudar mucho), es que busque a alguien serio para hacerlo. Porque de cantamañanas y brujos de plumas en la cabeza, está el Mundo lleno...

Exposición "Lágrimas de Eros"

Después de todo lo dicho últimamente, poco queda por decir ya... pero así es el orden y el concierto de nuestros asuntos mundanos.

La exposición “Lágrimas de Eros” (que aún se puede ver en Madrid) es una verdadera maravilla, un caramelo valiente y magníficamente comisariado que muestra obras sensuales, eróticas y atrevidas, obras en las que el deseo va muchísimo más allá de la grosería o de lo explícito, sin dejar por ello de ser fuertemente atrayente. Quizás una de las piezas más increíbles de la exposición sea este lienzo de Doré, que a nadie recomiendo perderse teniendo en cuenta además que proviene nada menos que de Taiwán...
Hace falta buen gusto, valor y empuje para hacer algo que, una vez más, nos demuestra que una de las cosas que más nos interesa a todos (si no la que más), ya sea por activa o por pasiva, es la fuerza del Eros, las sedosidades que pueden desprenderse de momentos y de vapores semejantes... y quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Ojalá cunda el ejemplo...

sábado, 12 de diciembre de 2009

Finalizando un escaneo...

Finalmente, lo hemos conseguido... gracias al escáner, a la paciencia, y a que el tiempo no ha jugado en nuestra contra todo lo que hubiese podido.

Algunas de las páginas están casi ilegibles, pero por fortuna el escaneado salva la integridad de unos textos plenos y ricos, fundamentos de una tradición que aún perdura, y reliquia de un pasado lleno de cosas verdaderamente asombrosas... entre las que destacan desde luego las reflexiones de quien esto escribe: sobre pintura (propia y ajena), arte, literatura, vida, Eros, amor... y muchas otras más.

Antes, pensaba en que estaría bien editarlo... Hoy, doy gracias de que no lo esté: ya me lo dijo Francisco Brines en persona una vez: “ahora, editar es muy fácil... y por eso todos se arrepienten: como cuando yo empezaba, editar era un milagro, lo que editabas era tan perfecto que aguanta cualquier examen.” No son palabras literales, pero sí un sentimiento que comparto...

De cualquier modo, estuvo bien escribirlo, y ha estado bien rescatarlo: 250 páginas (nunca las había contado) que ya han pasado a la historia... personal.

Columnas "Última Hora" noviembre

Ahora que han pasado unos días (y ordenando seguimos), aprovecharemos para colgar las tres columnas del mes pasado. La de la peli de Woody Allen da fe de lo imprescindible que resulta su visionado...

-“Lágrimas de Eros”: viernes, 13 de noviembre de 2009.

Esta vez no soy yo quien pone título a la columna, sino el mismísimo Guillermo Solana, director del madrileño Museo Thyssen Bornemisza y comisario de una de las exposiciones más audaces (y más deliciosas) que quien esto escribe haya visto nunca, titulada precisamente de ese modo y que se puede ver en la capital (repartida entre el mismo Thyssen y la Fundación Caja Madrid) hasta el 31 de enero del 2010.
Desde luego, la idea de dar un vistazo al Eros a través del arte en todas sus manifestaciones (desde la pintura y escultura más clásicas hasta las videocreaciones más actuales, pasando por supuesto por las vanguardias) no es nueva, pero además de que siempre resulta un placer para los sentidos disfrutar obras conocidas y descubrir otras nuevas, esta vez el señor Solana ha dado en el clavo de una manera que no todos los comisarios son capaces de conseguir.
Porque es muy fácil reunir unos cuantos cuadros con personas ligeras de ropa, y es más fácil aún mostrar una obra contemporánea donde el erotismo o la pornografía sean explícitos y necesarios... pero es tremendamente difícil ceñirse precisamente a eso, al Eros y a sus lágrimas, a la manifestación de una cualidad que (no me canso de repetirlo) es muchas veces muchísimo más interior que no exterior, porque se esconde no en un seno sino en la postura de ese seno, no en una mirada sino en la intención oculta de esa mirada, no en un cuerpo sino en el deseo contenido en el interior de ese cuerpo. Y eso, eso precisamente, en todos sus detalles y variaciones, es lo que Solana ha conseguido mostrar, desde los sueños de Delvaux hasta la intensidad de Doré, desde el descaro de Courbet hasta la lujuria de von Stuck, desde las obsesiones de Dalí hasta la ternura de Tiepolo... y es algo que se agradece muchísimo, sí señor.

-“Al maestro Woody Allen”: viernes, 20 de noviembre de 2009.

Por supuesto, no descubro nada recomendando a la gente que vaya a ver la última película del genio de Manhattan titulada Si la Cosa Funciona, aunque quizás más de uno pueda sorprenderse de que en una columna de opinión como la presente, en la que siempre me he dedicado a los misterios del Eros, vaya a hablar de un asunto tan aparentemente contrapuesto...
Pero es que resulta que, una vez más, el maestro lo ha conseguido. Es decir, ha hecho una película de las suyas, a primera vista una comedia de gags ingeniosos y diálogos chispeantes donde la risa es la protagonista... y sin embargo, entretejido en la trama como el absoluto motivo principal, encontramos que a fin de cuentas lo que Allen nos ha dado ha sido un rotundo triunfo del Eros en todas sus manifestaciones.
Porque que Woody Allen es un maestro del erotismo, no creo que nadie lo dude (al menos, nadie con un poco de sensibilidad), pero en esta ocasión ha rizado el rizo y ha puesto al Eros precisamente donde debería estar: como motor de las relaciones humanas y de la existencia en general, gritando bien alto que sí, que eso es precisamente lo que a todos nos hace falta para liberarnos de estúpidos convencionalismos y de ideas caducas que nos asfixian entre nuestros propios tentáculos... Y por eso este film está plagado de un Eros libre y liberador, un Eros capaz de hacer tambalear todas las convicciones sociales y religiosas, toda la estructura mental y perfecta del propio protagonista y de los antagonistas que acaban convertidos en protagonistas para su propio disfrute... y todo ello mostrado con autenticidad, con valor y con deseo, y sobre todo, con trasgresión, de la de verdad, de la que ya no se ve en el cine.
Una vez más, maestro, gracias: qué haríamos en este mundo sin personas como usted...

-“Eros hiperbólico”: viernes, 27 de noviembre de 2009.

La revista universitaria “L’Hiperbòlic” cumple diez años, y esa es una excusa tan buena como cualquier otra para recordar que esta modesta publicación, con sus ánimos y su día a día, ha contribuido en más de una ocasión a mejorar considerablemente los conocimientos del Eros de muchísimas personas...
Y lo hicieron desde sus principios, con aquellos artículos a caballo entre la provocación (la de verdad, aquella que provoca precisamente porque no se ajusta a los cánones de lo que se considera provocador) y la inocencia (peor aún, desde luego, porque parece que los temas de Eros nunca haya que tomárselos a risa...) firmados por las “Atomic girls”, que posteriormente se recopilaron en el libro “68 Pàgines de Sexe Universitari”, para cuyas fotos sirvieron de modelos unos cuantos estudiantes bien parecidos y que causaron revuelo en los medios de todo el país (por cierto que ya me habría gustado a mí que en mis tiempos universitarios hubiesen existido iniciativas semejantes...). Y hoy día, con todas las polémicas provocativas y provocadoras ya superadas, podemos sentarnos a echarle un ojo crítico al asunto y ver qué conclusiones podemos sacar de él...
Y lo curioso es que, aunque este libro se lea a vuelo de pájaro, no puede uno dejar de pensar en cómo se puede realmente hacer una guía de sexo dirigida a la juventud sin prejuicios y enseñando, al mismo tiempo que haciendo pasar un rato divertido. Desde luego, no estamos hablando de un manual que se reseñará en el Reader’s Digest, pero sí llama la atención ver cómo una discreta revista universitaria ha conseguido hacer lo que muchas instituciones políticas no consiguen llevar a cabo con muchos más medios y muchas más pretensiones...
Así pues, amigos de “L’Hiperbòlic”, felicidades: por los diez años (y que dure) y por la felicidad (y facilidad) del Eros que habéis sido capaces de aportar al Mundo.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

"Para Excitarlas" (J. Aphrodite)

Otro más que ha caído, poco a poco...

Lo compré nada menos que en Santo Domingo, en la República Dominicana, cuando fui a dar una vuelta por allá con el jefe... y fue por puro vicio, desde luego. “Para Excitarlas”, de “una” tal J. Aphrodite, es una compilación de cuentos cortos de fantasías eróticas supuestamente escritas por y para las mujeres que tiene pinta de ser de los 70’ y desprende un tufillo a caduco que da incluso risa (me encantaría saber a qué mujeres les excita la idea de que las violen... y de esas formas). Pero es que todo en este libro es surrealista, desde el contenido (donde ciertamente alguno hay que no está mal del todo) hasta la portada, de unas manos que acarician una bombilla (supongo que refiriéndose al título original del libro, “To Turn You On”). Aunque bien es cierto que a veces hay que mirar hacia estas cosas setenteras para encontrar textos verdaderamente transgresores y que ofrezcan algo atrevido (y es que, comparado con los libros de relatos eróticos de hoy día, gana bastante).

En fin, como siempre he dicho, la literatura erótica ofrece cosas muy interesantes a veces... pero para llegar hasta ellas, es necesario escarbar un poquito (aunque en esta colección de Grijalbo hay más cosas interesantes de las que uno se imagina...).

El Museo Casa Natal de Picasso, en Málaga

Repasando cositas atrasadas, me doy cuenta de que no he hablado de uno de los lugares que visité en Málaga, y que vale la pena hacerlo aunque sólo sea por puro sentimentalismo...

En la Plaza de la Merced, a tiro de piedra de la Alcazaba, y en un entorno que afortunadamente ha cambiado poco desde los tiempos en los que Picasso nació, se encuentra la casa donde vino al mundo el genio, que hoy día alberga tanto una sala de exposiciones como una suerte de gabinete similar al que tenía su padre (incluyendo, lo más interesante de todo, un cuadro suyo que representa a unas palomas). La entrada no cuesta más que un euro, y la tienda de recuerdos es una cucada...

Siempre da cierto placer visitar sitios así, por aquello de las vibraciones: saber que las paredes son las que vio Picasso, los ángulos y las estructuras, las vistas desde las ventanas... el pulso de la vida, en definitiva, que siempre es lo más importante. Recuerdo lo mucho que aprendí de Miró paseando por Montroig, o de Frida visitando su casa de Coyoacán...

martes, 8 de diciembre de 2009

Últimos "Temps Moderns"... por desgracia

Al final, he llegado a ver mi nombre impreso en la portada...

Esta vez, he pospuesto el comentario voluntariamente, ya que no tenía sentido decir antes de que llegase el último número impreso precisamente eso, que “Temps Moderns”, la revista de cine del Centre de Cultura “Sa Nostra”, desaparece en su edición en papel.

Afortunadamente, la cosa sigue en formato informático... y yo con ella, porque aunque sólo fuese por puro sentimentalismo, no me veía dejando de hacer estos artículos sobre música de cine de ninguna de las maneras. Y es que llevaba escribiendo en ella nada menos que desde abril del año 2000, casi diez años en los que este trabajo ha sido uno de los más serios que he hecho nunca y que es el responsable, entre otras cosas, de mi primer libro publicado... así que sí, continúo, contra viento y marea, y esperando tiempos mejores. Y mientras tanto, seguiremos en la brecha, lamentando estos tiempos en los que el papel parece desaparecer (aunque las revistas en papel volverán... y más pronto de lo que muchos se imaginan), y despidiéndonos de una publicación que ciertamente me ha permitido muchas alegrías...

Repasemos los últimos números de los últimos meses:

Dedicamos septiembre (núm. 155) a hablar de Javier Navarrete y su estupenda música para “Corazón de Tinta” en “Bandes de so”, y “Els ulls de Jodorowsky” a la aventura con “Santa Sangre” y los comics “Garras de Ángel” y “Los Borgia”, comentando precisamente las obras más barrocas de este singular creador.

En octubre (núm. 156), hicimos el habitual repaso estival, y aprovechando un viajecito a Madrid para ver a mi amiga Mine Kawakami, le hice una entrevista sobre sus trabajos para la pantalla que quedó la mar de chula (sí, aún tengo que enviarle una copia de la revista...). De Jodorowsky, llegamos finalmente a “El Ladrón del Arcoiris” (que nunca antes había visto, y me sorprendió a pesar de saber que no es nada suya), y a “Cara de Luna” y “Megalex”, dos obras bastante peculiares.

Noviembre (núm. 157) fue todo mío, ya que conseguí nada menos que el honor de tener portada, porque mía es la foto de José Luis Sampedro que la adorna (a quien por cierto tampoco he mandado copias aún... tengo que solucionarlo pero ya). Como le dije a Jaume Vidal, el director de la publicación, ya me puedo morir tranquilo... Y además de la extensa entrevista (cinco páginas hablando de la relación del maestro con el cine) y de un artículo dedicado a Elliot Godenthal en la sección de música de cine, el apartado de Jodorowsky versó sobre su tarea específica de actor, en películas escurridizas y minoritarias como “Musikanten” y que me dieron más de una sorpresa.

Y este diciembre que nos ocupa (núm. 158), en cuya contraportada se puede leer únicamente un “The End” en fondo negro, repasé el año 2009 en lo que a bandas sonoras se refiere, cerré los de Jodorowsky comentando sus proyectos (que parece ser que dan fruto inmediato) de “King Shot” y “Abelcaín”, y aún tuve tiempo de charlar nada menos que con Terence Blanchard, el compositor habitual de Spike Lee que vino a hacernos una visita a la isla y de quien pudimos tener el privilegio de ver ensayar (además de charlar con él). No es un mal final...

Aunque como ya he dicho, no es un final definitivo ni mucho menos, porque yo personalmente pienso seguir en la brecha hasta que el soporte (informático o no) aguante... y que sea lo que los dioses digan. Además, tendría que ponerme con la continuación de “Música per al Nou Mil·lenni” un día de estos...

Disfrutando "Utopía", obra de teatro de Leo Bassi

El gran Leo, sí señor...

Profeso admiración por este hombre desde hace ya mucho tiempo, al que considero un provocador pero también un genuino artista, capaz de hacer pensar y de explicar cosas sumamente interesantes más allá de la demagogia de la que le acusan algunos... y tanto es así que incluso he tenido el privilegio de entrevistarle dos veces (aunque por desgracia, siempre por teléfono). Le considero divertido, irreverente, y ocurrente... y desde luego, necesario: si todos los artistas que van por el mundo de comprometidos estuviesen así de ídem con su propia obra, otro gallo nos cantaría.

Y ahora, esta “Utopía” que presentó en función única en Muro el pasado día 5 me dio la oportunidad de disfrutarle en directo y en persona, en una obra divertida y llena de reflexión al mismo tiempo que de escándalo. Me encanta que haya gente que se atreva a tanto sobre un escenario, y que diga las cosas sin pelos en la lengua... así que sólo puedo felicitar al señor Bassi y reírme con él, deseándole que siga gozando de tan buena salud artística.

Como no podía ser de otro modo, salimos de ella envueltos en buen rollo... y con sabor a chocolate en la boca, ya que el bueno de Leo se dedicó a repartir chocolatinas a diestro y siniestro, y la amiga Davinia nos regaló una de las que había conseguido (nada menos que 200 euros en chocolate). Mejor que comer mierda, desde luego...

sábado, 5 de diciembre de 2009

Las ediciones de "Emmanuelle" en español

Al fin lo he conseguido...

Librerías de segunda mano mediante, y tras una exhaustiva investigación particular, he reunido en mi colección un ejemplar de cada una de las ediciones (en libro, porque no me extrañaría nada que hubiese otras en revistas o en publicaciones de otro tipo) del libro “Emmanuelle”, de Emmanuelle Arsan (sí, ese que se utilizó como base para una película que luego se haría famosa... al contrario que el libro), en lengua castellana editados en España (aunque la primera edición mencionada no es española, sino francesa). Ha sido un pelín complicado montar el puzzle (comprándolas acá y allá, y con la ayuda de la suerte... y volviendo a adquirir de nuevo el de la edición bonita, por aquello del sentimentalismo y de no deshacer la otra colección que tengo completa), pero sin miedo a equivocarme, creo que los libros en cuestión (y por orden cronológico) son los siguientes:

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Primera edición de “Emmanuelle” en lengua castellana (aunque no está publicada en España). Tapa blanda, publicado en Francia en 1975 por “Editions Ruedo Ibérico”, dentro de la colección “Buen amor, loco amor” (número 2 de la colección, dirigida por Carlos Varo). Traducción de Xavier Roy. Portada (en el libro no lo pone, pero hay gente que la atribuye a un tal J. Martínez): blanca, sin dibujos ni fotos (únicamente el nombre “Emmanuelle Arsan” en negro, el título “Emmanuelle” en rojo, y las palabras “libros Buen Amor Loco Amor” en negro). 208 páginas, 15’5 x 22 cm.

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Primera edición de “Emmanuelle” en España. Tapa dura, publicado en 1984 por “Ediciones 1984 S.A.” dentro de la colección “La Sonrisa Vertical. Biblioteca de Erotismo” (número 1). Traducción de Xavier Roy (es el mismo texto de la traducción castellana publicada en Francia). Portada: negra, con un triángulo rosa (el nombre “Emmanuelle Arsan” y el nombre de la colección “La sonrisa vertical. Biblioteca de erotismo” en plateado, y el título “Emmanuelle” en plateado dentro del triángulo rosa). 201 páginas, 12’5 x 20’5 cm.

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Segunda (y nueva) edición de “Emmanuelle” en España. Tapa blanda, publicado en febrero de 1985 por “Tusquets Editores, S.A.” dentro de la colección “La Sonrisa Vertical” (número 42). Nueva traducción de Carmen Artal (mucho más fiel al texto original). Portada: rosa, con un dibujo de Guido Crepax del Concorde hecho para el cómic de Emmanuelle (el nombre “Emmanuelle Arsan” y el título “Emmanuelle” en blanco, y las palabras “La sonrisa vertical” en negro acompañadas del dibujo que identifica a la colección con fondo rosa). 248 páginas, 12’5 x 19’5 cm.

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Tercera edición de “Emmanuelle” en España. Tapa blanda, publicado en marzo de 1989 por “Tusquets Editores, S.A.” dentro de la colección “La Sonrisa Vertical” (número 42). Traducción de Carmen Artal. Portada: rosa, con un dibujo de Guido Crepax del Concorde hecho para el cómic de Emmanuelle (el nombre “Emmanuelle Arsan” y el título “Emmanuelle” en blanco, y las palabras “La sonrisa vertical” en negro acompañadas del dibujo que identifica a la colección con fondo blanco). 248 páginas, 12’5 x 19’5 cm.

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Cuarta edición de “Emmanuelle” en España. Tapa blanda, publicado en marzo de 1997 por “Tusquets Editores, S.A.” dentro de la colección “La Sonrisa Vertical” (número 42). Traducción de Carmen Artal. Portada: rosa, con un dibujo de Guido Crepax del Concorde hecho para el cómic de Emmanuelle (el nombre “Emmanuelle Arsan” y el título “Emmanuelle” en blanco, y las palabras “La sonrisa vertical” en negro acompañadas del dibujo que identifica a la colección con fondo blanco). 248 páginas, 12’5 x 19’5 cm.

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Quinta (y nueva, aunque sólo cambia la portada, ya que el cuerpo del libro es exactamente el mismo) edición de “Emmanuelle” en España (aunque sigue sin ser el texto completo publicado en Francia en 1988, ya que en este mismo libro aún se puede leer “copyright 1983 de Emmanuelle Arsan”). Tapa blanda, publicado en junio de 2002 por “Tusquets Editores, S.A.” dentro de la colección “Fábula” (número 193). Traducción de Carmen Artal. Portada: blanca, con un marco de cuadraditos blancos y negros, y el dibujo de Guido Crepax del Concorde hecho para el cómic de Emmanuelle -el mismo que el de la anterior edición de “Tusquets”- (el nombre “Emmanuelle Arsan” en negro, título “Emmanuelle” en rojo, y el editor “Fábula Tusquets Editores” en negro). 250 páginas, 12’5 x 19 cm.

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Sexta (y nueva) edición de “Emmanuelle” en España (aunque sigue sin ser el texto completo publicado en Francia en 1988, ya que en este mismo libro aún se puede leer “copyright 1983 de Emmanuelle Arsan”). Tapa dura con sobrecubierta, publicado en 2006 por “Círculo de Lectores, S.A.” (por cortesía de “Tusquets Editores, S.A.”). Traducción de Carmen Artal (que está ligeramente modificada respecto a la publicada por Tusquets en algunas cosas: quizás la propia traductora, o tal vez la propia editorial, hayan realizado los mínimos cambios que parecen más un asunto de estilo). Portada: cubierta granate y rugosa, y sobrecubierta rojo fucsia y azul eléctrico mostrando la fotografía retocada (ilustración de Lev Dolgachov) de una chica de espaldas con sus manos enguantadas sobre la cadera y un sombrero en la cabeza (el nombre “Emmanuelle Arsan” y el título “Emmanuelle” en blanco, editor “Círculo de Lectores” en gris sobre un rectángulo blanco en la parte inferior). Diseño de Eva Mutter. 260 páginas, 12 x 18 cm.

Así pues, y con todos estos datos en la mano que son contrastables y fiables, lo demás que nos queda es especular...

Supongo que a raíz del éxito de la película de Jaeckin de 1974 (sabido es de sobra que todo el mundo iba a Perpiñán a verla), la gente de “Editions Ruedo Ibérico” (que a saber quiénes eran, y a saber si editaban en Francia o si lo hacían aquí) editaron clandestinamente la primera (y tosca, por no decir otra cosa... porque ni siquiera llega a traducir las citas que hace la autora de otros escritores) traducción de Xavier Roy un año después, y debió de venderse lo suficientemente bien... porque fue nada menos que Planeta quien editó “La Antivirgen” en el 78 y de nuevo en el 79 en otra colección (creo que existe una segunda edición del primero de 1980, pero debo confirmarlo), dándose la paradoja de que no se publicará una primera edición “oficial” hasta 1984 (que es además el mismo texto, aunque se ha sustituido el final por “¡Amo! ¡Amo! ¡Amo!” donde primeramente se había puesto nada menos que “¡Quiero! ¡Quiero! ¡Quiero!”, y es el número 1 de las ediciones que según me comentaron eran fascículos de kiosco: debió de ser un buen gancho a la hora de promocionar el coleccionable).

Y otras paradojas más: la nueva traducción de Carmen Artal encargada por Tusquets para publicar el libro ya con todos los honores como parte de la colección oficial de “La Sonrisa Vertical” (por cierto que justo a caballo entre el diseño antiguo, completamente rosado, y el moderno, con dibujito... ya que se diferenciará de la segunda y la tercera por el tono de rosa y por el fondo del anagrama de la colección), que sin duda es mucho más acertada, es de 1985, diez años después de la clandestina (y cuando el fenómeno ya no estaba tan ardiente ni mucho menos...). Dos veces más se reedita este libro con prácticamente idéntico aspecto, y aún en el 2002 se le ocurre a alguien rescatarlo del limbo y colocarlo en la colección “Fábula” (donde lo único que cambia es la portada, ya que el cuerpo del libro sigue siendo exactamente el mismo, y donde curiosamente se omite la edición de 1989 como si nunca hubiera existido)... rizándose el rizo con la edición de Círculo de Lectores de 2006 (que simplemente pide permiso a Tusquets, aunque hay ligeras alteraciones en el texto... y por cierto que con los tiempos que corren acerca de quemar libros antes que saldarlos, no creo que queden muchos ejemplares de éstos en particular).

Esta es la situación a día de hoy... y estas son las quejas que hacer al respecto:

a) Existe una edición del libro, firmada en 1988 por la propia Arsan, en la que se especifica que es la definitiva, porque la ha vuelto a revisar ella misma... y esa edición sigue sin estar traducida al castellano, porque todas las de aquí han usado la de 1983 (hay cambios como que ella toma el avión del inicio en París, y no en Londres). Curiosamente, sí está en portugués, publicada en Brasil precisamente por Círculo do Livro (es decir, Círculo de Lectores)...

b) La propia Arsan ha declarado hasta la saciedad que “Emmanuelle” y “La Antivirgen” son UN ÚNICO LIBRO, es decir, que su editor en Francia las publicó por separado por puras razones de espacio (y que un libro queda cojo sin el otro)... y cualquiera que en nuestro país desee leer esa otra parte de la historia tiene que remontarse nada menos que a 1980 (en una traducción que es de Josefa Lázaro, no de Carmen Artal, aunque la verdad es que no me he puesto aún a compararlas con la original). Y tampoco conviene olvidar que también la edición considerada por su autora como “oficial” es la que editó en 1988 junto con su predecesora...

c) El último libro verdaderamente interesante de Emmanuelle Arsan se editó en España en 1992 (“La Misión”), y junto con el anterior de 1990 (“Presentación en Sociedad”) fue casi de pura casualidad, en dos colecciones eróticas.

En definitiva, y además de que se editen más obras en lengua castellana firmadas por Marayat, ¿qué es lo que queremos?

Simple y claramente: UNA EDICIÓN CONJUNTA DE “EMMANUELLE” Y “LA ANTIVIRGEN”, TRADUCIDAS POR ALGUIEN TAN COMPETENTE COMO CARMEN ARTAL, SIGUIENDO EL TEXTO DE 1988 APROBADO POR SU AUTORA.

¿Es mucho pedir...?

“Todavía no estamos en el mundo
Todavía no hay mundo
Las cosas todavía no se han hecho
La razón de ser no se ha encontrado.”
(Antonin Artaud)

La Fundació Miró de Mallorca

La verdad es que la última vez que visité este sitio que tan cerca de casa me queda fue con mi hermana y en verano, pero siempre puede ir uno a pasearse por allí y a pasar un rato de lo más agradable... así que el post continúa teniendo validez.

Aunque lo cierto es que poco puedo decir que sea original: simplemente, que es todo un gusto caminar por la que fue la morada de un pintor como este, compartiendo la hermosura de sus espacios y la sensibilidad que le inspiró a protegerlos (gracias a los cielos que compró la possesió de Son Boter y la salvó de la quema... y no me imagino la cara que debió poner cuando le metieron delante semejantes mamotretos de edificios inútiles). Y si bien la obra del artista que hay en el museo no es precisamente la mejor ni la más representativa de todas, nada se puede comparar al hecho de poder pisar su taller, compartir las intimidades de su creación, y acariciar a los gatos que sestean junto a la cafetería...

Ya he dicho otras veces que la delicia de este lugar es precisamente la de poder charlar con Miró un rato, a solas y en la intimidad, y eso no tiene precio... y encima, suelen programar exposiciones interesantísimas (aquí conocí en persona nada menos que a Patti Smith, ahí es nada). Que luego no vaya la gente... pues allá cada uno.

jueves, 3 de diciembre de 2009

El Palau del Consell

Poniendo orden seguimos...

Una de las cosas hermosas que se han derivado de todo el asunto de las exposiciones y los proyectos con el Consell Insular de Mallorca ha sido precisamente la de poder visitar con relativa comodidad un edificio que yo desconocía por completo en cuanto a su interior, y que esconde maravillas que nadie se imagina: el Palau del Consell, edificio neogótico de finales del XIX cuya escalera central es una verdadera preciosidad. De verdad que sorprende (incluso a un veterano como a mí) hallar semejante decoración en semejante lugar...

El Consell mismo ha editado unos vistosos folletos (que podrían ser un pelín más completos, todo sea dicho) para informar del tema, y uno de ellos pasa pues a mi colección privada que un día de estos también tendría que ordenar... Me gustaría poder ver más detalladamente un lugar tan evocador y tan inspirador, y espero y deseo que continúe haciéndolo durante más tiempo.

"Mi Vida Artística" (Pepe Isbert)

Otro que ya cayó hace unas semanas, y del cual casi me había olvidado ya (porque es un préstamo de papá que ya ha vuelto a sus manos) es este “Mi Vida Artística”, las memorias de Pepe Isbert escritas por él mismo (y que ya era año que se reeditaran), donde nos cuenta con gracia española y castiza sus pasos por el mundo de las tablas y del celuloide...

De que era un gran actor, no queda duda alguna (como bien dice Javier Cámara en el prólogo, era el típico señor que estaba ahí, no un actor construyendo a un personaje), y de que era divertido y esas cosas, pues tampoco... aunque es una lástima (o tal vez no, después de todo, porque él era así políticamente) que no pudiese contar las cosas con más libertad de la que lo hacía.

Aunque sinceramente, me quedo con sus películas y con su faceta de actor.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

"Cuentos Populares Azerbaidjanos" (Anónimo)

Al fin...

El pobre no tenía la culpa, porque después de todo fui yo quien lo compré... y lo compré con ganas y con conocimiento de causa, pero la verdad es que me ha costado acabarlo. Entre unas cosas y otras, nunca encontraba el momento de ponerme con él...

Y eso que estos “Cuentos Populares Azerbaidjanos”, primorosamente editados y deliciosamente divertidos, son una pequeña joya que recuerda a “Las Mil y Una Noches” y que ofrece momentos de verdadero deleite y tremenda carcajada, entroncando con las tradiciones de lugares lejanos que hacen soñar y que dan muy buenas ideas para las propias literaturas...

Porque aunque sean repetitivos y yo haya tardado un poco en leerlos, uno se lo pasa bien con los padischá, los bogatir tan altos como minaretes, las peri y los mullá, y todos esos sabores orientales... De hecho, se lo voy a regalar a mi mamá, a la cual seguro encandilará el asunto.
Y por pura delicia (y porque tengo escáner y puedo permitírmelo), reproduzco una de las más bellas (y sin duda la más sensual) ilustraciones del libro realizadas por Vladímir Vaguin.

Columnas "Última Hora" octubre

Escribiendo las nuevas columnas para “Última Hora”, reviso todo el asunto y me doy cuenta de que hace tiempo que no las cuelgo aquí... pero para no fatigar al posible lector, postearé primero las del mes de octubre, que fueron cuatro, y dentro de unos días ya pondré las de noviembre.

-“Las obras censuradas por Facebook”: viernes, 2 de octubre de 2009.

Quedaría muy bien diciendo que el título de esta columna se me ha ocurrido a mí, pero en realidad es el de una exposición de la artista Maria D. Wasserman, creadora de unas obras desenfadadas que muestran dibujos de partes íntimas del cuerpo humano “sin que sea ofensivo, ridículo ni grotesco. Incluso a un niño le deben parecer divertidos mis cuadros”, son sus palabras textuales en declaraciones a este mismo diario. Conocí la obra de Wasserman en directo gracias a mi amigo Pako Jeremy, y puedo decir que esa descripción se ajusta perfectamente a la realidad.
Pero entonces, ¿a qué viene ese nombre para la muestra? Pues ni más ni menos que a eso, a que la artista promocionó sus obras en una página de la conocida red social, los responsables de la cual eliminaron sin contemplaciones por aquello de que podía ofender o herir sensibilidades. Este hecho ya daría por sí solo para unas cuantas columnas a favor o en contra de limitar libertades, proteger a la gente y sobre todo a los menores de la indecencia, y cosas varias de ese mismo calibre...
Y sin embargo, aunque parezca mentira, eso no es lo importante. Lo importante es que ese mismo día que la noticia se publicó en este periódico, se publicaba también unas cuantas páginas más atrás un titular que decía así: “El líder de la italiana Liga Norte se suma a un grupo de ‘Facebook’ que instiga al racismo.”. Y ahí mismo nos enterábamos de que hay una página de esa red social con 400 afiliados y el lema “Inmigrantes clandestinos: ¡tortúralos! Es legítima defensa.”, a la cual se han apuntado tanto dicho líder como su propio hijo.
Parece ser que la censura es una cosa bastante complicada de aplicar en cuanto a criterio se refiere... aunque no sólo en “Facebook”, claro.

-“Eros y discos”: jueves, 15 de octubre de 2009.

En pleno verano y en plena isla festivalera que es en la que vivimos (por mucho que algunos hablen de “isla de la calma”) se despierta uno con el “escándalo” de que en una discoteca llamada Paradies (a la cual, visto lo que voy a decir, ni mucho menos me importa hacer publicidad) se realizan espectáculos en vivo que ofrecen sexo explícito. Y como siempre, la reacción de ciertos sectores es la de rasgarse las vestiduras y acusar de todo tipo de delitos habidos y por haber, entre los que están los habituales escándalo público, prostitución, violaciones, sexo no consentido, corrupción de menores, y vaya usted a saber cuánto más...
Pero mira por dónde que es la propia policía la que desmonta esas tesis, constatando de una sola vez que: a) no hay ni un solo menor en el local (porque el control en la puerta es exhaustivo) y b) no hay NI UNA SOLA DENUNCIA por parte de ninguna chica (a los chicos, parece que nadie les preguntó) que se haya quejado de que alguien le haya obligado a hacer algo que ella no desease hacer... además de que la discoteca tiene los papeles en regla en lo que a ofrecer shows se refiere (de cuya intensidad respecto al Eros ya no hablaremos, por aquello de que nadie se pone nunca de acuerdo).
¿Y entonces, visto lo visto, qué es lo que nos queda? Un lugar donde gente adulta se reúne para divertirse a su manera, sin necesidad de dar explicaciones a nadie y haciendo algo que les gusta sin que nadie obligue a nadie a hacer nada que no desee... Y eso, justamente, es por supuesto lo que más molesta a aquellos que se escandalizan con estas cosas y que se indignan públicamente pidiendo castigo ejemplar para todos esos degenerados que no viven como ellos dictan.

-“El retiro de Claudia Schiffer”: viernes, 23 de octubre de 2009.

Claudia Schiffer, la modelo cuyo nombre era (y es) sinónimo de elegancia y hermosura, se retira. Para bien y para mal, y para casi todos (y quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra), esta mujer ha sido todo un símbolo de fantasías hechas con papel cuché (los que éramos adolescentes en la década de los 90’ todavía celebramos el acierto de aquellas imágenes robadas en las que se mostraba en todo su esplendor) que ha seguido el camino que siguen todas las modelos que se precien: primero, lolitas desenfadadas que no resistirían un examen políticamente correcto, después, jóvenes emprendedoras que tienen el mundo a sus pies, más tarde, respetables señoritas que empiezan a anunciar maquillaje contra las arrugas, y finalmente, activas y comprometidas mujeres que se retiran para dedicarse a facetas más personales.
No es un camino a criticar, los dioses nos libren, y tampoco es momento de intentar poner en un brete a la sociedad actual diciendo que es mercantilista y que trata a personas como a objetos y poco más... No, ni mucho menos: lo sorprendente, después de todo, es que a pesar de que los tiempos cambien un tanto, parece que ese camino sea único y exclusivo, y que la lógica arruga dé paso al lógico retiro, sin más. Tal vez sea pedir demasiado, pero quizás algún día tanto la propia Schiffer como sobre todo sus admiradores, comprenderán que eso de la belleza y la sensualidad es algo bastante distinto de lo que ellos piensan y que, sobre todo, no desaparece simplemente por cumplir años (que es lo que muchos creen).
Aunque, después de todo, algo sí vamos avanzando: al menos, no parece que la señorita Schiffer vaya a encerrarse en su casa el resto de su vida como hizo Marlene Dietrich cuando vio que su belleza ya no era la de antaño...

-“Sensual Valadié”: jueves, 29 de octubre de 2009.

Afortunadamente, los caminos del arte y del disfrute distan muchas veces de ser oficiales... y afortunadamente también, entre los buenos aficionados a los buenos placeres podemos conducirnos en ciertas direcciones hacia ciertos menesteres que, a pesar de sí ser oficiales, están un poco más escondidos de lo que deberían.
Es este el caso de Jean-Baptiste Valadié, artista francés nacido en 1933 que cuenta en su haber con dibujos tremendamente sensuales acerca de las mujeres y de su belleza, una belleza que él sabe plasmar como pocos en esas cuatro líneas de carboncillo tan bien trazadas y que dejan deslumbrado a cualquiera lo suficientemente sensato como para conmoverse con la geografía íntima femenina: dan fe de ello los gestos de lánguido abandono de sus modelos, las muselinas etéreas en las que van envueltas (deudoras muchas veces del arte de otros tiempos cuya máxima belleza sigue residiendo sin duda alguna en el encanto de las modelos), y sobre todo esas miradas cálidas y ensoñadoras propias de una juventud que no existe en un mundo que no existe pero que a todos nos gustaría pisar alguna vez...
Por eso, y una vez más, no tengo otro remedio que agradecer profusamente las magníficas (y sensuales) oportunidades que nos dan las nuevas tecnologías... porque personalmente, no sólo he podido acceder a la obra de este artista tan particular, sino que además he podido incluso adquirir uno de sus libros con la particularidad de que está dedicado a alguien e incluye un pequeño dibujo a bolígrafo. Cuesta creer que haya personas dispuestas a desprenderse de semejante tesoro, y cuesta más aún creer en la posibilidad de encontrar algo parecido con tanta facilidad...
Parece que, después de todo, el ser humano aún es capaz de inventar cosas que facilitan la vida en lugar de complicarla.

martes, 1 de diciembre de 2009

La edición "Círculo de Lectores" de "Emmanuelle"

El mundo editorial se ha vuelto un poco loco en los últimos años, y es cosa común ver a las editoriales sacar novedades a porrillo que pasados unos pocos años ya no están en el mercado... porque los ejemplares de los libros que no se han vendido (y suelen ser bastantes) acaban en la hoguera en lugar de saldados (y no es una metáfora, precisamente). De esta forma, nos encontramos toneladas de libros editados en los 70’ y 80’ pero resulta harto difícil hacerse con alguno de hace cinco años o menos...

Y esto es lo que pasaba con una edición de “Emmanuelle” que había visto la luz de la mano de “Círculo de Lectores”, de cuya existencia tenía noticia pero nunca había podido conseguir el original (y eso que lo intenté en una de las sucursales que hay junto a mi academia, pero las caras de las chicas siempre fueron un poema en cuanto les explicaba que no era socio). Así pues, opté por los escasos ejemplares ofertados en librerías de segunda mano, y gracias a los padres de Cris, que viven en Ponferrada, me ha llegado al fin al módico precio de seis euritos: he aquí pues la ficha técnica correcta del (hasta ahora) último libro de Marayat editado en España.

-Emmanuelle. (CONFIRMADO)

Nueva edición de “Emmanuelle” pero yo creo que no es el texto completo publicado en Francia en 1988 (necesito confirmarlo, pero en este mismo libro se puede leer “copyright Emmanuelle Arsan. París, 1983”). Tapa dura con sobrecubierta, publicado en 2006 por “Círculo de Lectores, S.A.” (por cortesía de “Tusquets Editores, S.A.”). Traducción de Carmen Artal (que está ligeramente modificada respecto a la publicada por Tusquets en algunas cosas: quizás la propia traductora, o tal vez la propia editorial, hayan realizado los mínimos cambios que parecen más un asunto de estilo). Portada: cubierta granate y rugosa, y sobrecubierta rojo fucsia y azul eléctrico mostrando la fotografía retocada (ilustración de Lev Dolgachov) de una chica de espaldas con sus manos enguantadas sobre la cadera y un sombrero en la cabeza (el nombre “Emmanuelle Arsan” y el título “Emmanuelle” en blanco, editor “Círculo de Lectores” en gris sobre un rectángulo blanco en la parte inferior). Diseño de Eva Mutter. 260 páginas, 12 x 18 cm.

Como se puede ver (y como era lógico pensar), sigue sin ser el texto definitivo (el aprobado por la autora en 1988), ya que es una trasposición del de “Tusquets Editores, S.A.” (aunque llama la atención que alguien le haya hecho algunas correcciones de puntuación y cosas semejantes). Coquetón y pequeñito (y con una letra bastante minúscula) se queda en lo que yo me imaginaba, es decir, una anécdota sin demasiado interés (a no ser que haya sido la misma Carmen Artal la que haya modificado el texto, considerándolo así mejor que el anterior... aunque insisto que los cambios parecen poco importantes a primera vista), porque las informaciones de las solapas no revisten ningún interés. Es más, vale la pena transcribir la contraportada, por aquello de que es un texto destinado a atraer al potencial lector:

“La filosofía dionisíaca ya pregonó que no había salud superior a la de un cuerpo entregado con naturalidad a los placeres del sexo. Mujeres, hombres, sirvientas, aristócratas o taxistas: no hay quien se resista al lúbrico influjo de la insaciable Emmanuelle, una criatura capaz de trascender su cuerpo a fuerza de perseguir el éxtasis.” Sin comentarios...

Pronto tendré más piezas de este puzzle que son las ediciones de Marayat en español, y entonces creo que estaré cerca de completarlo del todo...

Descorchando diciembre...

Entre soles y lluvias ventosas nos llega el último mes del año... y de la década, después de todo (aunque muchos podrían objetarme semejante dictamen, pero es que yo prefiero guiarme por los números que hay primeramente... y por esa regla de tres, para mí personalmente empieza la década el próximo enero, a pesar de que al no haber habido año 0 esas cosas siempre se discuten). Y por aquello de que el blog es mío y una de sus funciones claras es poner un poquito de orden, me atrevo a declarar que cada principio de mes haré uno de estos comentarios generales para comentar precisamente cómo va el asunto vital entre tanta reseña de libro y tantas entradas de manifiesta utilidad...

Ayer mismo desmonté al fin la expo de ABABS, con la ayuda de my dear Johanna y sin mayores inconvenientes, al tiempo que ordené los archivos de la Associació (para entregarlos tal y como me los dieron) y aproveché para escanear todas las instantáneas en las que yo aparecía (ya fuese de público o de participante, algunas de las cuales ni siquiera había visto nunca). Ahora, sólo queda enviar la factura correspondiente... y cobrar. Y por lo que respecta a ABABS, seguiremos apoyando y haciendo lo que se pueda, aunque no creo que con tanta intensidad como esto...

Liado estoy al fin con el escaneo de mis diarios, habiendo comenzado por el X y maravillándome de su contenido. Hubo allí muchos trabajos invertidos, muchos de los cuales no eran todo lo útiles que a mí me parecía que eran... pero es cierto que esta operación de rescate era absolutamente necesaria, porque la tinta ya es casi ilegible. La compra del escáner ha sido ciertamente un magnífico acierto...

Y después de la panzada de trabajo de los últimos meses, este diciembre sólo aspiro a poner orden y a ponerme de una santa vez con mi Círculo Segundo, novela que debería finiquitar (porque acabada ya está) cuanto antes. De momento, como digo, y hasta fiestas, vamos a ver si ponemos un poco las cosas en su sitio...

Y para ello, nada mejor que finalizar este post con la foto de otro de los collages que hice hace años en las carpetas clasificadoras, en este caso el que decora el acordeón destinado a relatos y demás escritos... que hace demasiado tiempo que no se usa, y que debería crecer a un ritmo tan bueno como crece el de los artis.

Ah... y feliz diciembre, y esas cosas.

domingo, 29 de noviembre de 2009

"Tassa i Mitja" y "Ja ho farem venir bé" de noviembre

Aunque sea de mes en mes, hay que ir comentando los asuntos radiofónicos, que tienen mucha miga y si no, se olvidan y no se les saca tanto jugo como se podría... Por lo que respecta a “Tassa i Mitja” y a mi sección “El prestatge d’en Ház”, la cosa últimamente ha ido más o menos así:

-28 de octubre: decidí entrevistar a Miguel Gallardo con motivo de la reedición de “Fuga en la Modelo”, álbum con Makoki de protagonista que dibujó en los 80’ y que ahora ha vuelto a salir en tapa dura. Si no recuerdo mal, es la tercera vez que hablo con Miguel, pero no me canso de ello: sus comics (y también los de Mediavilla, lógicamente) me han hecho reír a carcajadas, y todavía lo siguen haciendo...
-4 de noviembre: comenté, si no me equivoco, la nueva película del maestro Woody Allen, llamada “Si la Cosa Funciona”, y que me encantó sobremanera.
-11 de noviembre: recién llegado de Madrid, hablé de la magnífica exposición “Lágrimas de Eros”, dedicada al erotismo y de la que tengo que hablar en otro post al efecto.
-18 de noviembre: aprovechando la inmediata inauguración dos días después, le expliqué a mi jefa que ese día había decidido traer al comisario de la exposición de los veinte años dedicados a la ABABS... por lo que podía entrevistarme sin problema.
-25 de noviembre: finalmente, pudimos tener el gran placer de conversar en directo con Guillermo Solana, director del museo Thyssen y comisario de la exposición “Lágrimas de Eros”, quien nos insistió en que la misma baronesa había tenido mucho que ver al respecto porque es una persona audaz en lo que al arte se refiere. Y nosotros nos alegramos, claro...

Por lo que respecta a “Ja ho farem venir bé”, y aparte de las bromas de siempre y todas esas cosas, los invitados han sido por este orden, Joana Pons (del grupo menorquín “Joana Pons i ses Guitarres”, una mujer muy simpática que nos habló de su discreta y al mismo tiempo espectacular carrera musical), Raül Valls (presentador de televisión que seguro llegará lejos, y que es un chico verdaderamente simpático a quien ya conocía por haber sido nada menos que alumno mío), Madò Pereta (o lo que es lo mismo, Joan Carles Bestard, que se disculpó enormemente por no haber podido estar con nosotros hacía unas semanas y que nos ofreció un rato divertido), Pep Roig (quien nos insistió sobre todo en su proyecto de un museo del humor, para el cual tiene muchísimo material pero pocas ayudas económicas), Amanda Vich (la directora del Espai Mallorca de Barcelona, a quien yo conocía de sobra por haber colaborado semanalmente conmigo en mi programa de Ona Mallorca, y que nos explicó los entresijos de sus actividades mallorquinas en la capital catalana contagiándonos su entusiasmo), y hoy le toca el turno a Isidor Marí, filólogo y cantante, que a ver qué nos cuenta...

Definitivamente, estos posts sobre radio son necesarios y útiles (al menos, para mí), pero la cantidad de trabajo que tengo me impide ponerlos tan al día como yo quisiese... así que sí, así lo haremos: aprovechando que pillamos este final de mes, a partir de ahora comentaremos cada treinta días más o menos lo que hemos tenido y lo que no. Y al menos, llevaremos un cierto control...

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Despidiéndonos del Valhalla con un nuevo "Antídoto" (y "En la Carretera", de Jack Kerouac)

Malas noticias, por desgracia...

Sí, así es: nos despedimos del Valhalla, la cervecería que tanto nos ha dado estos últimos años, por culpa de la crisis de las narices y de la falta de dinero, y de que Juancarlos (su dueño) se ve asfixiado por estos asuntos... Saben los dioses lo mucho que lo lamentamos los que íbamos con frecuencia y disfrutábamos de la cerveza y de la buena compañía (que era con mucho lo más importante), no pudiendo olvidar jamás cosas como las fiestas de Halloween o las iniciativas tan originales de su corpulento comandador. De momento, y hasta nueva orden, permanecerá abierto los fines de semana hasta finales de diciembre... por lo que si alguien quiere aprovechar aún y presentarle sus respetos, puede hacerlo.

Para ello, y teniendo en cuenta que nada podemos hacer al respecto, nos despedimos a nuestra manera, tocando acordes prohibidos con gaitas prohibidas... para lo cual, sacamos un nuevo “Antídoto” a toda prisa (y ya van siete) dedicado precisamente a la hecatombe que se nos viene encima. Pero como bien digo en él, ni mucho menos me rindo, y ya estoy en negociaciones con Gotham (la tienda de comics, no la ciudad de Batman) para poder tenerlo allí, y supongo que esa será su nueva ubicación, tanto del orinal con los fanzines como del “cerdito mucho mejor”...

Para ello (otra vez), me he leído un nuevo Star Books, por supuesto... siendo esta vez nada menos que el número 1 de la colección, el famoso “En la Carretera” de Jack Kerouac, en su primera edición en España. Es más que difícil conseguir un ejemplar (en iberlibro hay un par, cuyo precio asciende a unos 200 euros cada uno), y yo tuve la grandísima suerte de trastear un día por la página y encontrarme con uno recién colgado al precio de 20 euros: el librero en cuestión me especificó que estaba firmado (diría yo que por un tal “Llanos”, constando el año 75’, y a él o a ella le doy las gracias efusivamente), a lo cual yo contesté que como si estaba firmado en cada página... y la verdad es que me sorprendió ver no sólo su buena calidad, sino que está forradito con plástico y todo.

En cuanto al contenido del libro (que aunque parezca extraño, jamás me había leído antes), poco puedo decir yo que no se haya dicho ya (y más hoy día, cuando incluso se ha editado el rollo original con los nombres sin cambiar). Personalmente, me ha gustado (aunque a medida que lo iba leyendo me iba dando cuenta de que me hubiese gustado mucho más leerlo con diez años menos), es interesante ver el relato de carretera y pensar que fue el primero, el principio de algo verdaderamente distinto (aunque aun así, es bien difícil saber por qué demonios pudo estar censurada una obra semejante)... aunque a veces es un tanto pesado, todo hay que decirlo.

Lo más curioso de esta edición es sin duda que es la única española con el título correctamente traducido, porque desde luego, de ninguna manera podemos hablar de que “On the road” signifique “En el camino” y no “En la carretera”, y menos en este contexto (y por supuesto la portada de Shelton, aunque no sé si será un dibujo original del todo).

En fin, larga vida al Valhalla... y nosotros, seguiremos con nuestras locuras.

martes, 24 de noviembre de 2009

Exposición "Vint anys d'història de l'Associació Balear Amics de les Bandes Sonores (ABABS)"

Otra tarea completada...

Hasta el próximo domingo día 29 se puede ver en la sala de la tercera planta de la Misericòrdia de Palma la exposición “Vint anys d’història de l’Associació Balear Amics de les Bandes Sonores (ABABS)”, que repasa los veinte años de nuestra insigne institución (que se dice pronto) y que está comisariada por quien esto escribe...

Ha sido todo un reto, desde luego: seleccionar fotografías, programas de actos, recortes de prensa, carteles, encuentros, portadas de discos... para luego reproducirlo todo y colocarlo de forma armoniosa y ordenada. Es verdaderamente magnífico ver todo ese trabajo junto en una misma sala, con fotos de todos nosotros bastante más jóvenes... y es verdaderamente magnífico que Tolo Aguilar, el Cap de Relacions Ciutadanes del Consell Insular de Mallorca, haya apostado por algo así de corazón: además de entregarnos una placa conmemorativa preciosa, nos ha prometido más ayudas directas para llevar a cabo nuestra tarea de difusión de la música de cine. Puedo jurar que trabajar con un político a este nivel (es decir, al nivel del corazón) es una experiencia verdaderamente gratificante... y es una desgracia que sea tan infrecuente.

Como digo, el resultado es sorprendente... y también demuestra una vez más que lo más importante a la hora de querer hacer cosas es la voluntad, y no los medios. Personalmente, estoy más que agradecido a ABABS por lo bien que me ha tratado siempre, porque gracias a ese entusiasmo y a esas ganas de cooperación, he podido cumplir muchos de mis sueños...

Así pues, que la disfruten... y por veinte años más.

Por cierto que fue muy divertido que el mismo día de la inauguración me entrevistase nada menos que Rosa Campomar (la cual ya colaboraba con la Asociación desde sus mismos inicios) en Ona Mallorca, en el mismo estudio desde donde yo llevé el programa “L’Esfera” durante la primera mitad del año 2007...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

"La Ciencia y la Vida" (Valentín Fuster, José Luis Sampedro, Olga Lucas)

En mi hermosa visita a Málaga, a la casa de José Luis Sampedro y de Olga Lucas a la búsqueda del escritor y donde encontré a un hombre y a un amujer extraordinarios, me llevé no sólo preciosas palabras vivas, sino también palabras ya escritas de regalo... y dedicadas por ambos “para Joana y Házael, con el cariño de esta pareja”.

“La Ciencia y la Vida” es un libro de conversaciones entre el médico cardiólogo Valentín Fuster y el escritor y otras cosas José Luis Sampedro, transcritas y ordenadas con la ayuda de Olga Lucas, donde como bien dice la nota publicada en la revista “Qué Leer” y reproducida en la contraportada, es, “en definitiva, dos sabios que hablan del mundo”. Comencé a leerlo de vuelta en el avión, y ahora que he tenido que renunciar temporalmente (y también dolorosamente) a la escritura en el bus, he aprovechado para darle unos empujones a la literatura pendiente...

Ciertamente, en estos tiempos que corren, donde a más de uno le faltan referencias adecuadas para llevar a cabo el ineludible hecho de vivir, resulta más que necesario un libro de esta índole, en el que dos personas sabias y preocupadas por el prójimo (pero preocupadas de verdad, no como los políticos de turno) se dedican a dar unas cuantas recetas para ser más feliz... y además, lo consiguen sin caer en tópicos ni zarandajas y de forma amena y distendida (lo cual de por sí ya es todo un mérito). Baste reproducir una de las frases (de Sampedro) del libro para expresar claramente de lo que se trata: “Para mí el vivir es hacerse lo que se es. ¿Qué es lo que soy? No lo sé, pero me tengo que hacer lo que soy. Eso es lo que da sentido a mi existencia, ése es el eje de mi existencia, del cual si me separo lo empiezo a notar. Me salen mal las cosas, me equivoco, no sé, algo se resiente, aunque tenga éxito.” No quiero pecar de sabelotodo ni de prepotente afirmando que las conclusiones aquí expuestas son en general a las que ya había llegado yo por otras vías... pero como digo, el libro merece muy mucho la pena por su claridad y su profundidad. Un bonito regalo, no cabe duda...

lunes, 9 de noviembre de 2009

"La Muerte Negra (El Triunfo de la No-Muerte)"

Dije que lo haría, y lo hice... y nada merece más una entrada en el blog.

Hoy mismo, a las dos de la madrugada (es decir, ayer para mí... pero lo pongo por aquello de la oficialidad), entregué a Vicente García, editor de Dolmen Ediciones y editor de quien esto escribe, la novela “La Muerte Negra (El Triunfo de la No-Muerte)”, firmada por un servidor. Han sido semanas de lucha con ella, pero al final ha valido mucho la pena...

Más información en próximos posts: de momento, ahí va la sinopsis del asunto.

¿En qué momento de la Historia empezaron los no-muertos a caminar sobre la Tierra?
¿Eran las visiones apocalípticas de San Juan Evangelista simples delirios de la imaginación humana, o estaban basadas en hechos reales y fehacientes que su cronista había vivido en sus propias carnes?
¿Sabían en la Antigüedad que había muertos capaces de levantarse de sus tumbas para vengarse de los vivos?
¿Y qué ocurrió exactamente en la gran Peste Negra que asoló el mundo conocido en el siglo XIV de nuestra Era? ¿Por qué en algunas fuentes se habla de “Muerte Negra”, pareciendo que se hace referencia a algo distinto a la plaga?
Buceando en las bibliotecas más recónditas y consultando archivos enmohecidos y polvorientos, se ha reconstruido la historia de la mortífera plaga, y también de algo más, tal y como fue vivida en realidad por sus protagonistas: las decenas de miles de muertos, la sensación de que el Mundo se acababa, el desamparo de toda la humanidad... y la presencia de aquellos que volvían del Más Allá y que sembraron el terror tanto o más que la terrible Enfermedad. ¿Fue eso la Muerte Negra, el triunfo de la No-Muerte que hizo pensar a muchos que, definitivamente, había llegado el Juicio Final?
Y en medio de todo eso, un único hombre con ambiciosas motivaciones pero un único objetivo: el de sobrevivir, intentando por supuesto que ese Mundo del que él formaba parte también sobreviviese...
A través de una Europa desolada y de una Asia desgarrada por los conflictos internos, un hombre que se llama a sí mismo LeBlanc será la pieza clave de un juego de poder donde las religiones saben mucho más de lo que cuentan, y en el que la Muerte Negra no es sólo una simple enfermedad infecciosa... y caminará entre los vivos y entre los no-muertos tratando de dar con la clave que permita devolver a los difuntos al lugar al que pertenecen, haciendo lo posible por restaurar el equilibrio natural de la Existencia.

Y aquí, la reproducción (muy detallada, cortesía de un bloguero a quien le agradezco la dedicación) de la obra “El Triunfo de la Muerte”, de Brueghel el Viejo, que hace muchos años que me fascina y ha contribuido mucho al asunto.
Estoy contento, sí señor...

jueves, 5 de noviembre de 2009

De aniversario...

Tal día como hoy, desde luego, se supone que tengo que escribir algo interesante... aunque sólo sea por aquello de que hay que respetar los aniversarios y también las tradiciones. Además, ¿por qué no, después de todo? No todos los días se cumplen 25 años de algún hecho tan significativo a nivel personal y que pueda ser documentado de manera absolutamente exacta...

Veinticinco años atrás, el 5 de noviembre de 1984, fue cuando escribí la primera página de mi primer diario.

Y veinticinco años después, aquí seguimos con ello. Por supuesto, ha habido muchos cambios, han pasado muchas cosas, y han ocurrido muchos acontecimientos... pero lo dicho, aquí seguimos: a pesar de todas las variaciones y de todas las paradas en el camino (además de que “diario”, lo que se dice “diario”, casi nunca ha llegado a serlo), de todos los cuadernos ocupados y de la disgregación de las disquisiciones (habiendo pasado nada menos que a formato informático en buena parte, que es en donde estamos ahorita mismo), personalmente sigo teniendo la necesidad de dedicarme a ello.

¿Y por qué, podría uno preguntarse? Además de la relativamente manifiesta utilidad de estas bitácoras electrónicas (razón de peso para dedicarme al asunto del blog, que se puso de moda bastante antes de que yo me decidiese a hacerlo... y como siempre he dicho, sin demasiadas esperanzas de que nadie me lea por placer), es interesante eso de consignar los pensamientos por escrito, sí, aunque sea a una edad tan temprana como los ocho años (y es que algunas de aquellas páginas de mi primer cuaderno, regalo de mi tío Tino y que me duró la friolera de cinco años a pesar de su delgadez, son de lejos lo más fresco que he escrito en mi vida) o aunque aquí en la red no pueda hacerse con entera libertad por razones obvias (aunque a eso también le he ido encontrando soluciones, desde luego). No sólo porque es un ejercicio que aclara la mente y despeja las dudas, sino que sirve de bitácora para echar una mirada bastante fiel al pasado y sorprenderse (en mi caso siempre debo decir que agradablemente) de cómo funcionaban ideas y pensamientos y problemas que afortunadamente se han superado ya...

Personalmente, siempre ha sido ese su mayor atractivo para mí mismo, a pesar de que también soy yo mismo quien se empeña en llenarlo de reseñas de libros, exposiciones, y otros asuntos coleccionistas que al cabo de los años apenas ofrecen alguna utilidad (es por eso por lo que me decidí en parte al blog, donde la información o las reseñas de por ejemplo los trabajos de Marayat puedan servir no sólo a mí). Pero hay una cosa que me gusta de mis diarios, y es que, además de representarme de forma bastante fiel para quien alguna vez pretenda conocerme tal y como soy (si es que alguien hay de esa guisa y con semejante deseo), son como pequeñas colecciones de cosas, gabinetes decimonónicos de curiosidades donde si acaso se echa en falta algo de espontaneidad y experimentación (que no siempre, porque es en ellos donde siempre he experimentado más), pero repletos de una vida que representa momentos grandiosos. Y sí, son útiles, mucho más útiles de lo que yo mismo puedo llegar a saber...

Últimamente tengo entre mientes el proyecto de digitalizar todos y cada uno de esos cuadernos (que suman más de veinte entre unos y otros... y es que veinticinco años dan para unos cuantos pensamientos), muchos de los cuales están desgraciadamente escritos con pluma y tinta azul, la cual al cabo de poquísimos años ha ido desapareciendo en algunos lugares de forma verdaderamente alarmante... (desde que me di cuenta no he vuelto a utilizar ese sistema de escritura, a pesar de lo mucho que me gustaba, y me he pasado al pilot negro con óptimos resultados). El caso más grave es sin duda el de mi querido X, cuaderno que me regaló Glauca y volumen que corresponde a los dos años que viví en Barcelona, donde consigné muchos de los momentos que me han hecho ser quien soy hoy día tanto personal como sobre todo laboralmente (y es que en él está consignado entre otras muchas cosas el momento concreto en el que decidí dedicarme a la escritura). Como tributo a estos 25 años de trabajo, reproduzco aquí la portada, con sus manchas y alteraciones y dibujos (míos en su mayoría, aunque también de Glauca hay algunos... que hoy valoro en su justa medida a pesar de que en su momento no me hicieron gracia, pero es que en aquel entonces yo tenía muy poca ídem), esperando que pronto me ponga a rescatar los textos de su delicado estado de salud... Y como regalo de aniversario, una tormenta otoñal nos ha traído hasta el balcón esta sorprendente imagen de la isla de Cabrera y su perfil de barco anciano (como la llamo en uno de mis poemarios que aún no ha visto la luz, por esas cosas del mundo editorial), a la que en todos los años que llevo viviendo en esta casa jamás había visto tan de cerca y con tanta nitidez. Así es el mágico Mediterráneo...

domingo, 25 de octubre de 2009

"Placeres" (Lonnie Barbach)

Más que con ningún otro, tenía una deuda pendiente con este libro, porque lo compré hace ya muchísimo tiempo creo que de rebote con uno de Marayat y con precisamente el de “Orgías en Familia”, que vinieron todos baratitos... y lo había empezado pero nunca había acabado de decidirme a ir en serio con él. Y ahora, después de las clasificaciones pertinentes (es el número 13 de la colección, según la lista confeccionada por mí), digo yo que era el momento...

Sin embargo, el asunto es que este no es un libro cualquiera, sino una especie de experimento sociológico consistente en que unas cuantas mujeres relaten sus experiencias eróticas. Nunca es un mal ejercicio, y supongo que en los años 80’ (cuando se publicó originalmente), debía resultar revolucionario del todo... pero hoy día, visto lo visto y leído lo leído, esta compilación llamada “Placeres” (cuyo título coincide por cierto y a posteriori con una de mis propias novelas eróticas, que espero vea la luz algún día) se queda no ya en una curiosidad, sino en una curiosidad flojilla, donde los mejores relatos son (por supuesto) los publicados sin firma. Y es que los tiempos han cambiado un poco, y hoy ya no es tan importante eso de reivindicar que las mujeres tienen una sexualidad normal y corriente como la de los tíos...

Siendo así, me quedo sin duda alguna con la delicia (sin firma) “Escuchando en la noche” (con el que además me he sentido identificado), con la pasión de “La luna sobre el Soho” (también sin firma), y con la liberación de “Rub-a-Dub-Dub” (también sin firma... y espero que la señora no sólo llegase a congresista, sino que además mantuviese sus hábitos). La mayoría de los demás, para mi gusto, son demasiado “americana pseudoliberada ama de casa con dudas existenciales pero que busca amor de toda la vida a la hora de la verdad”... aunque bueno, hay gustos para todo: insisto en que no es una mala curiosidad, por supuesto, pero tampoco creo que vuelva a leerla otra vez nunca más.

sábado, 24 de octubre de 2009

"Lugares Sagrados" (Carlos Allende, Francis Amalfi, Teo Gómez)

Viendo la hermosura llamada “Lugares Sagrados de Oriente” que publicaban los amigos de Océano Ambar como novedad, llamé a su jefa de prensa para informarme de qué era exactamente el tema, y si sería posible hablar con alguno de sus autores... y muy amablemente, me enviaron copia de prensa tanto del citado como del presente, que sirvieron entre otras cosas para tener una charla muy agradable este verano en “Tassa i mitja” con Teo Gómez. Con sana envidia, escuchamos sus reflexiones sobre la espiritualidad de Oriente acerca no sólo de templos y lugares hechos por el hombre, sino también de santuarios naturales y sitios de esos que sí merecería mucho la pena visitar antes de morir...

Y ese segundo libro aún espera en el montón para leer, pero este primer “Lugares Sagrados” (firmado, además de por el señor Gómez, por Carlos Allende y Francis Amalfi) lo finalicé hace ya unas semanas, con bastante gusto. Porque si bien es cierto que es una especie de guía que no profundiza mucho en los lugares que nombra, sí ilustra sobre sitios más o menos conocidos que de repente ponen los dientes largos, y más a alguien como a mí... ya que hace tiempo que me he dado cuenta de que lo que de verdad me gusta visitar de los sitios a los que voy es precisamente esto, los lugares sagrados, los sitios que desprenden energías especiales. Hace años eran el arte y la obra del hombre, pero ahora mismo, donde esté un buen acantilado, que se quite un buen cuadro... salvando las distancias, claro está.

En fin, un libro hermoso y también peligroso, porque da demasiadas ideas acerca de qué ver en este Mundo...

Columnas "Última Hora" agosto y septiembre

Trasteando por el blog, caigo en la cuenta de que últimamente no he colgado las columnas de los meses pasados... pero como en total son cuatro, pues las pongo ahora, y listo:

-“Nudismo urbanita”: jueves, 6 de agosto de 2009.

Hay noticias que uno no se resiste a comentar... y más si son de esas que invitan a segundas y terceras lecturas: un hombre de 38 años se paseaba completamente desnudo por la ciudad israelí de Tel-Aviv, y su argumento era tan original como que él era el hombre invisible, así que por lo tanto nadie le estaba viendo y a nadie podía ofender.
Además del evidente deterioro psicológico del sujeto (y de las también evidentes sonrisas que nos pueda provocar semejante explicación a dicha conducta), es buena cosa darle un par de vueltas al tema y plantear cuestiones paralelas. Por ejemplo, la más clásica de todas: ¿por qué debería ofenderse nadie ante la visión de un cuerpo desnudo? Y si le damos una vuelta más, tendremos otras visiones diferentes: ¿por qué debería estar prohibido el nudismo en las ciudades? O también: ¿por qué un simple hombre desnudo (que presumiblemente no ha atacado a nadie, ni se ha exhibido obscenamente delante de nadie, ni ha increpado a nadie) es un tema de escándalo de tal magnitud?
Respecto a la prohibición del nudismo en la vía pública, es curioso constatar el hecho de que, por ejemplo, en Barcelona está permitido (lo dijo su alcalde en un informativo nacional, después de aquellas famosas fotos que Spencer Tunick hizo en la ciudad... aclarando eso sí que no incentivaba a nadie tampoco a que lo hiciese). Y respecto a lo de que un hombre (o una mujer) desnudos, estén donde estén, sean algo tan escandaloso... pues qué quieren que les diga: es un tema que he investigado a conciencia durante mucho, mucho tiempo, y del cual nadie ha sabido darme una respuesta satisfactoria (por mucho que lo hayan intentado) más allá del tradicional y fanático “porque sí”.
Así que supongo que la culpa de no entenderlo es mía, después de todo...

-“Nudismos y miradas”: domingo, 9 de agosto de 2009.

Es tiempo de ir a la playa, eso nadie lo pone en duda. Es de dominio público el deseo estival de ir a refrescarse y a tostarse alternativamente a las superficies arenosas que hay junto al mar y a las que el resto del año apenas hacemos caso como no sea para paseos melancólicos o pescas ocasionales... y el verano es también un buen amigo del nudismo, lo mismo que ciertas playas (que no todo son cuerpos desnudos en la viña del Señor, ojo). Pero no es mi intención defender el nudismo para aquellos que no lo practican o que se escandalizan con él, ni tampoco es mi intención revindicarlo como una forma de vida más libre y diferente (eso ya se encargan otros de hacerlo, y mucho mejor que yo, afortunadamente). Cada uno, que haga lo que quiera...
Aunque sí me gustaría añadir algo, a riesgo de parecer grosero o “impuro”: aquellos que hacemos nudismo deberíamos estar orgullosos tanto de mirar como de ser mirados. Simple y llanamente, porque el cuerpo desnudo (con todos sus matices y todos sus defectos) es hermoso, y eso ya lo sabían los antiguos que esculpieron las estatuas y pintaron los frescos clásicos. Y lo digo porque hay veces que los nudistas “profesionales” se escudan en argumentos del tipo “en realidad para nosotros es igual que ir vestido” o “defendemos la privacidad a pesar de no llevar ropa encima” porque “nuestro objetivo no es mirar o que nos miren”...
Pero hay algo que todo el mundo parece obviar a propósito: todos nosotros nos miramos, y mucho, y muchas veces sin ningún recato, cuando vamos vestidos. Y aquel que no quiere que le miren cuando va vestido, ya se preocupa de hacer todo lo posible para conseguirlo... así pues, simplemente ¿por qué no estar orgulloso de ser mirado y de mirar, vestidos o desnudos?

-“Monos vestidos”: jueves, 13 de agosto de 2009.

Utilizo una definición de Marayat tergiversada de otra todavía más famosa para contar una de esas historias intrascendentes del verano que, como siempre, dan que pensar. Hace no muchos días, estaba viendo la televisión con gesto soñoliento y asueto veraniego (al tiempo que hacía otro tipo de cosas, pero no voy a entrar en detalles porque luego me llaman intelectual), cuando de repente me encontré con una variante de concurso que me llamó la atención sobremanera: consistía el asunto en llamar por teléfono, escoger a uno de los modelos que están detrás del presentador (dos chicos y dos chicas, en este caso concreto) y pedirles que se despojasen de una de las escasas prendas que llevaban encima... ya que ellas iban en bikini y ellos en bañador, con un pareo añadido. Así pues, la concursante en cuestión escogió a una de las chicas, a la cual el presentador pidió (textualmente) que se desnudase... y con un primer plano de cámara que abarcaba de forma única y exacta y exclusiva apenas unos 15 centímetros de piel que iban de debajo del ombligo a lo alto del muslo, la modelo se quitó el pareo para dejar al descubierto la cifra que le habían pegado en su pierna derecha y, desde luego, un minúsculo tanga.
Y lo que son las cosas: lo que me dio que pensar no fue la modelo, ni la parte de su anatomía apenas velada por un par de fibras, ni la dinámica del concurso, ni las falsas sonrisas... sino la certeza absoluta de que, si no fuese por aquellas dos franjas de ropa que representaban poco más que treinta centímetros cuadrados, ese concurso que está plenamente aceptado por toda la sociedad se convertiría en un escándalo sin precedentes que todo el mundo estaría dispuesto a denunciar como algo obsceno y asqueroso.
Sin duda, seguimos siendo monos vestidos...

-“Eros y fascículos”: miércoles, 9 de septiembre de 2009.

Los finales de época suelen traer aparejados desde hace unos cuantos años un fenómeno que además de mover muchos asuntos económicos (que parece ser que demostrado está), causa a veces asombro y a veces sonrisa: estamos hablando, claro está, del asombroso mundo de los fascículos coleccionables, que (otra vez) asaltan los kioscos con propuestas de todo tipo y de toda clase.
Pero no escribo esto para ni mucho menos condenar dicha práctica o exponer las sempiternas quejas que cada vez acompañan a dicho fenómeno (porque siempre hay los que reiteran su enfado contra las casas editoriales y cosas así), sino precisamente para animar a que la temática de esos fascículos se acerque más a lo que a tantos de verdad nos interesa. Porque ya puestos, y visto lo que hay, ¿acaso no sería rentable publicar una colección de ‘Clásicos de la Literatura Erótica’ (o mejor aún, una ‘Selección de Libros Sensuales Inéditos en Lengua Castellana’), regalando por ejemplo “Justine” del Marqués de Sade o “Las Once Mil Vergas” de Apollinaire y ofreciendo una colección de títulos que (verdaderamente) no deberían faltar en ninguna biblioteca? ¿O qué tal una “Colección de Juguetes Para Adultos’ que pudiesen descubrir todo ese mundo a un módico precio, o un ‘Juego de Fichas con las Posturas más Placenteras Para ti y tu Pareja’ que ayudase a despertar la imaginación? Incluso tal vez, por qué no, un ‘Cómo Aprender a ser un/una Amante verdaderamente eficaz’...
Aunque tampoco es tan descabellado pensarlo, después de todo: teniendo en cuenta que hay revistas que ofrecen (buenas) colecciones de cine sensual de forma habitual, y que en el mundo de los fascículos todo es posible (personalmente, el más extraño que he visto ha sido un coleccionable de sacacorchos), quizá no vayamos desencaminados...
Por mi parte, el de libros sensuales inéditos en lengua castellana me lo compraría sin dudar.

jueves, 22 de octubre de 2009

"La Leyenda de Sigurd & Gudrún" (J. R. R. Tolkien)

Pues sí, como decía antes, ya me lo he leído, porque francamente tenía bastantes ganas después de ver qué era: nada menos que una reinterpretación de las baladas nórdicas hecha por el maestro como un simple divertimento del que tampoco se preocupó demasiado, y que ahora el siempre tenaz Christopher rescata y publica adecuadamente acompañándolo de sustanciosas anotaciones y extensos estudios tanto de su padre como suyos propios. Como bien dije yo ayer, no es precisamente “El Señor de los Anillos”, pero como José López Jara se encargó de matizar, es justamente una de las bases de todo eso, con las historias de oro maldito y dragones malvados que lo custodian... así que, como siempre, sólo cabe dar las gracias a Minotauro por la hermosísima edición bilingüe, y a Christopher por rescatar un texto tan interesante. Y a quien no le interese y le parezca mal la idea, pues que no se lo compre, y deje de fastidiarnos a los que queremos leer este material...

Y por cierto: José López Jara avanzó ayer interesantes novedades para el año que viene, y que sí tienen que ver con “El Señor de los Anillos”...

"Tassa i Mitja": Valadié, Woodstock, Tolkien, y "Ja ho farem venir bé": Aires Formenterencs, Madò Pereta

En la radio continuamos, regularmente... y regularmente continuamos escribiendo sobre lo que hablamos.

Como dije, de momento la cita de los miércoles a las 17’30 h. de “El Prestatge d’en Ház” se mantiene en “Tassa i Mitja”, así que el día 7 aproveché para hablar un rato del señor Jean-Baptiste Valadié, artista francés del que adquirí hace poco un hermoso libro de obras gráficas un poco a ciegas creyendo que sería el que llevase prólogo de Marayat... y aunque no lo es, fue una magnífica compra, porque además de la hermosura de los desnudos que lo conforman, está el añadido de la dedicatoria original acompañada de un dibujito para la ocasión. Lo que se dice una buena adquisición para mi estante, y que además sirve para reivindicar a este hombre tan poco conocido...

Pendiente de otras posibilidades, el 14 aproveché para hablar de los 40 años del festival de Woodstock, y para que la cosa vistiese un poco llevé la edición del DVD 40 aniversario mas el disco “Woodstock Diary”, que se publicó en el 25 aniversario allá por 1994 y que, como dije, fue uno de los primeros CD’s que tuve... ya que lo tenía antes incluso de tener un reproductor. De hecho, cuando me compré mi primer reproductor de CD lo estrené con la versión que aparece en este disco de “Voodoo Child” de Jimi Hendrix... y que fue la misma que puse para hablar de todo ello. No puedo evitarlo: me encantan estas celebraciones privadas... porque es como felicitar a aquel chico joven que tenía tantos sueños y corroborarle que sí, que lo estaba haciendo bien.

Y ayer, día 21, aproveché la aparición del libro inédito de Tolkien “La Leyenda de Sigurd & Gudrún” para hablar sobre él con la mejor compañía que puede tenerse en nuestro país en un caso semejante: hablando directamente con José López Jara, editor de Minotauro con el que ya he charlado en ocasiones parecidas y que se sorprendió agradablemente cuando le dije que ya me lo había leído, y me felicitó cuando decidí leer los primeros párrafos en inglés a micro abierto, para hacer hincapié en la sonoridad del poema...
Y por lo que respecta a “Ja ho farem venir bé”, pues ahí seguimos Mateu y yo, dándole al callo cada domingo de unas cosas o de otras... hace dos semanas charlando con el grupo Aires Formenterencs, y la semana pasada lamentando la ausencia de Madò Pereta, a la que habíamos invitado y que no pudo asistir por falta de cobertura... pero nos llamó después para disculparse y decir que volverá, así que en ello seguimos.