viernes, 28 de agosto de 2009

¡Por fin un escáner!

Pues sí, ya era hora... después de todos los líos con mi padre político y su escáner del demonio (que no funcionaba con Vista, claro, y no fue posible bajarse los drivers de ninguna de las maneras... así es la informática), opté por aprovechar un descuento de los del PC City y por 80 cochinos euros me he comprado uno como mandan los dioses, al que ya he empezado a sacarle partido (como se ha podido ver en el anterior post). Lo primero a lo que me he dedicado ha sido a esas fotos antiguas que están tan desperdigadas que uno ni recordaba ya, pidiéndoselas a la madre de mi hermana y ordenándolas con los negativos para escanearlas después y tenerlas así conmigo... Así pues, y para celebrarlo, reproduzco aquí una de las imágenes, que data nada menos de que 1987 y que refleja en todo su esplendor a dos de mis amores a los que nunca olvidaré: Lupo (a la izquierda, más oscuro y más joven) y Peca, la gran Peca, a la que tanto quise... descansen en paz en lugares hermosos.

Por cierto: confieso que sí, que la pierna que se ve en la imagen pertenece a un servidor...

Concert 2 del XIVè Festival de Música Castell de Bellver

Espero que nadie de la Simfònica de Balears lea mi blog, porque tendrían todo el derecho a llamarme desgraciado en lo que a retrasos se refiere... porque disfruté de este magnífico concierto hace casi ya dos meses, concretamente el pasado 9 de julio. Una preciosa noche estival mediterránea, de esas que me gustan tanto, escuchando desde el segundo piso del magnífico castillo obras de Ravel (con la magnífica Miriam Picker al piano), Saint-Saëns (con Emmanuel Bleuse al violoncelo, también inolvidable), y Bizet. Pocas palabras sirven para definir la música, y menos en este caso de mano de un profano como yo... así que me limitaré simplemente a decir que fue uno de esos acontecimientos que te hacen sentir el estío de forma más profunda, a flor de piel, envuelto en la calidez de la noche de este mar en el que vivimos y que tanto disfrutamos...

Robert Mapplethorpe

Continuamos poniendo orden en el estudio de trabajo, y siguen apareciendo cosas que sorprenden incluso a quien esto escribe... Una de las últimas piezas en caer ha sido nada menos que el catálogo de la exposición dedicada al fotógrafo Robert Mapplethorpe que pudimos ver en Es Baluard hace no mucho (incluso le dediqué una de las columnas de “Última Hora”, como no podía ser menos). Para celebrar tamaño evento, no sólo fui a visitarla y a disfrutar de ella en riguroso directo (no podía perderme de ninguna de las maneras esas dos instantáneas de Patti Smith, entre otras cosas), sino que además tuve el placer de hablar en “Sabàtic” con Cristina Ros, la directora del museo (y una persona de la que siempre he alabado sus artículos en prensa, puesto que considero que escribe muy bien), y de que además fuesen tan amables de regalarme un ejemplar del catálogo...

Ahora, después de leer las explicaciones y demás (que tampoco son demasiadas), he disfrutado de nuevo con la obra de este hombre que sabía de sobra qué era la belleza y dónde buscarla, que nunca se preocupó de dónde estaban los límites entre erotismo y pornografía y en cambio sí de dónde estaba el Eros (que a veces se esconde en sitios tan insospechados como los pétalos de una flor). Todo un deleite para los sentidos, desde luego... y creo que no descubro nada a nadie que no haya visto alguna vez alguna de sus magníficas obras.

miércoles, 26 de agosto de 2009

"Aullido y Selección de Poemas de Allan Ginsberg" (Allen Ginsberg)

Ya que hablábamos ayer de “Star”, el número 4 de la colección Star Books (atribuido como se ve a “Allan Ginsberg”, así eran las cosas en esa época) me sirve de excusa para el “Antídoto” número seis, que saldrá en breve. Como siempre, una verdadera bofetada poética llena de visceralidad y de fuerza desbordante y agotadora, como es la poesía de este hombre (y quien no se haya leído aún “Aullido”, no sé a qué está esperando...), y poco más hay que decir: conviene leerlo en ambientes adecuados, a buenas dosis, y dejándose mecer por la respiración del poeta...

En cuanto a la edición, me encantó poder ir a comprarla a una librería de segunda mano en Barcelona, a mi ambiente pasado que he reflejado en el texto de homenaje de siempre. No soy un estudioso de Ginsberg como para saber si este volumen contiene cosas de él difíciles de encontrar en nuestro país, pero lo que está claro es que esta edición es escurridiza... aunque si se busca bien por la red, aún hay al menos un par de ejemplares disponibles, a precios elevadillos pero asequibles.

El maestro, bailando e inspirando a las generaciones contemporáneas y también a las futuras, qué duda cabe...

martes, 25 de agosto de 2009

"Star: La Contracultura de los 70" (Juan José Fernández)

Fue precisamente para un “Sabàtic”: se me ocurrió que, además de coleccionar los Star Books para la publicación de mi “Antídoto” (que sigue siendo asexual, por supuesto, y en el Valhalla, ande sinó), podía informarme un poco más profundamente acerca de de dónde había salido todo aquello y cómo se había formado, y ya de paso (por qué no), hablar con su máximo protagonista. Después de todo, sin él probablemente no hubiesen existido muchas cosas de mi propio universo personal... así que ni corto ni perezoso llamé primero a Ediciones Glènat para que me facilitasen información, y después tuve el inmenso honor (y también el inmenso placer) de charlar nada menos que con Juan José Fernández, fundador de la revista “Star” (y por tanto editor de los Star Books) y una de esas personas a la que la cultura de este país debe mucho más de lo que cree. Así se lo hice saber, claro, agradeciéndole una vez más todos sus santos esfuerzos por traernos obras que (aún hoy) son pequeñas joyas... aunque no quise hablarle de mis propios esfuerzos en ese sentido, no sé si por modestia o porque no venía al caso, jejeeeeeeee... pero como digo, un honor alto y completo.

Ahora, hace poco, me acabé finalmente este libro que publicó en Glènat, recopilando textos de entonces y textos de ahora, mas las portadas tanto de las revistas como de los libros (sin duda, toda una joya). Aire fresco que viene de épocas atrasadas donde todo era menos políticamente correcto porque al menos la gente era consciente de la dictadura que les rodeaba (hoy día hay otras dictaduras, pero parece que la gente no las ve). No pediremos otra “Star” porque eso es imposible, pero seguiremos dando guerra a nuestra manera e inspirados por unas personas que nos demostraron que se podía hacer precisamente eso: lo que les diera la gana... y encima, era interesante.

El "Rainbow Warrior" en Palma

Sí, aunque parezca mentira (y aunque lo ponga aquí con un pelín de retraso), así es: el pasado 18 de julio tuve el inmenso placer de ir a visitar nada menos que el “Rainbow Warrior”, buque insignia de la organización ecologista Greenpeace que estaba en Palma para pedir la creación de un santuario libre de pesca para que el atún rojo se pueda recuperar (y esperemos que lo consigan). Es todo un placer caminar por la cubierta de este barco cargado de historia (¡algunas de sus partes aún son de madera!) y de hazañas, de esas hazañas que sí vale la pena ensalzar y alabar con sinceridad: a estas alturas de navegación, el Warrior es una leyenda, y como tal es tratado allí donde va (no me esperaba que hubiese tantos visitantes, ni que nos tratasen con tanta cordialidad: hasta nos dieron un folleto impreso majísimo).

Por mi parte, me encantó poder pisarlo después de tener durante años un póster colgado en la pared en el que se podía ver al viejo y al nuevo, cuando me leía la historia de la organización (en un libro que me regaló Milu) y soñaba con recorrer los mares avistando ballenas y luchando contra japoneses o islandeses (eso aún lo sigo soñando). Y, curiosamente, parece que tengo el honor de haber estado incluso en el primer “Rainbow Warrior”, que papá me llevó a ver allá por los 80’ a este mismo puerto (según me dijo, en esa época no había nadie visitándolo, claro). Hoy, me alegro de que sea noticia su arribada al puerto, que la gente vaya a verlo y pase un rato agradable con sus amables tripulantes, y de que quede gente capaz de hacer cosas como las que hace Greenpeace...

Una de las fotos que le saqué, ese mismo día:

Columnas "Última Hora" julio

En agosto, todo se paraliza y se ralentiza... pero precisamente con ánimo de espolear un poco la cosa, rescato las tres columnas publicadas en “Última Hora” el mes pasado, antes de que se me junten con las del presente (por cierto que en una de ellas hablo nada menos que de nuestro querido Jodorowsky).

-“Eros y orgullo”: viernes, 3 de julio de 2009.

En pleno siglo XXI, después de tanta vicisitud, por fin podemos celebrar como mandan todos los dioses el día del orgullo, un 28 de junio de hace ya cuarenta años donde la gente se cansó de sufrir represiones (que incluían leyes como la de vestir, como mínimo, tres prendas propias del sexo correspondiente... y que venga un legislador a explicarnos cuáles son esas prendas) y decidió rebelarse para montar fiestas y de paso reivindicar la libertad, que siempre es buena cosa. Así pues, desde hace casi medio siglo, asistimos los días como estos a desfiles y pasacalles en los que se pregona lo propio y se ensalza la lucha mezclada con diversión y visibilidad...
Y no he utilizado ninguna palabra que designe a la pareja de individuos del mismo sexo, precisamente porque contrariamente a lo que piensan muchos, eso no es lo más importante: lo más importante es que estos días, gentes variopintas y tradicionalmente consideradas “diferentes a los demás” se juntan para celebrar su propio Eros, al tiempo que celebran también un Eros que va mucho más allá de calificaciones y de etiquetas...
Porque si para algo debe servir todo esto, es precisamente para integrar, y no para excluir: como bien dijo Alejandro Jodorowsky (reconocido amante del género femenino) cuando quemó un armario en las pasadas fiestas de San Juan en Barcelona, “no hay ningún armario del que salir”. No, sólo hay una libertad que celebrar, una condición que celebrar, un Eros que celebrar... precisamente porque todos tenemos una libertad, una condición, y un Eros que celebrar, sean nuestros gustos los que sean, que eso no es lo importante. Lo importante, aunque pueda parecer obvio, es disfrutar todos juntos, cada uno con sus propios gustos... precisamente porque cuanto más libres sean un grupo de personas (sea cual sea su tendencia, mientras no atente contra nadie), más libres seremos como sociedad.

-“De los senos y su visibilidad”: miércoles, 8 de julio de 2009.

Tribunales supremos mediante, parece ser que una conocida revista aficionada a publicar fotografías de mujeres enseñando la parte superior de su cuerpo (ya sea cobrando por ello o sin su consentimiento explícito) ha salido indemne de las acusaciones de publicar precisamente eso, unas fotos que muestran a una modelo haciendo topless en una playa. La mencionada propietaria de los mencionados senos se indignó cuando vio dichas fotos en dicha revista, porque ella no había autorizado su realización ni su publicación de ninguna de las maneras, y presentaba todo el asunto como un atentado contra la intimidad personal...
Y sin embargo, una vez más, los magistrados de la ley nos han sorprendido... porque han sido ellos quienes le han tenido que explicar a la señorita (y de paso, al resto de la sociedad, sea famosa o no), que exponer cualquier parte del cuerpo a la pública visibilidad implica justamente eso, la pérdida (voluntaria) de la intimidad, puesto que es algo que todo el mundo está viendo por decisión propia de la portadora...
Aunque de todas formas, lo más importante del tema es que el cuerpo en general (y los senos en particular) es algo verdaderamente bello, que además siempre se ha considerado como tal, y que en realidad tendría que ponderarse en lugar de ser objeto de escándalo infantil. Debería ser precioso que dicha modelo hiciese topless bien orgullosa de sus atributos, y debería ser precioso que se sintiese orgullosa de verse a sí misma en una revista que desde luego pretende ganar dinero, sí, pero que por otra parte está ayudando a mostrar esa belleza al resto de los mortales...
El día que dejemos de avergonzarnos de nuestros senos (o de nuestro pene, o de cualquier otra parte del cuerpo), habremos avanzado mucho... pero mientras tanto, estamos contentos de que no sea delito ni enseñarlos ni distribuirlos.

-“La homosexualidad ya no es delito”: miércoles, 15 de julio de 2009.

Según a qué personas, podría parecerles un titular pasado de rosca... y sin embargo, en un mundo globalizado en el que vivimos, esta es una noticia que siempre alegra el día. Por eso estuve pero que muy contento cuando hace poco desperté sabiendo que, finalmente, la homosexualidad ya no se considera delito en La India.
Y es que el tema tiene miga, porque el asunto es mucho más complicado de lo que pueda parecer a primera vista: en términos estrictamente legales (ya que personas homosexuales ha habido y habrá siempre, por mucho que les pese a algunos), el juntarse con personas del mismo sexo era delito en el país hindú nada menos que desde 1860, herencia por supuesto de los colonizadores británicos (y que también servía, entre otras cosas, para condenar prácticas como el sexo oral entre adultos homo o heterosexuales). Teniendo en cuenta que un texto tan básico como el “Kama Sutra” (que por si alguien no lo sabe es de procedencia y autoría hindú) acepta y regula las prácticas homosexuales (entendiendo precisamente que se trata de algo natural), que en nuestros días es muy habitual ver a personas travestidas incluso en las zonas rurales de ese país, y que hacía ya muchos años que nadie había sido condenado por ello (precisamente porque a la mayor parte de la gente le parecería una estupidez hacerlo), la ley que se acaba de derogar (aunque en realidad ese es un paso formal que aún no se ha dado, pero que ya no constituye ningún obstáculo efectivo) es un simple formalismo, cargado eso sí de poderosa fuerza y significado.
La homosexualidad ya no es delito, sí, y esa es una gran noticia, aunque haya unos cuantos fanáticos (que no muchos, afortunadamente) que no estén de acuerdo... tanto en La India como en el resto del mundo.

domingo, 16 de agosto de 2009

"Il Terzo Libro", "Emmanuelle en Roma", y "La Misión" (Emmanuelle Arsan)

Después de las pertinentes compras, de unos cuantos años de líos, y de comprobaciones más o menos exhaustivas, he resuelto más o menos el puzzle de estos libros de Marayat, que es un asunto que tiene miga... así que primero lo iremos analizando de forma cronológica, y al final lo concretaremos y resumiremos.

Empecemos por el principio: en la revista italiana “IO” de junio de 1968, aparece una entrevista con Emmanuelle Arsan donde se le pregunta lo siguiente, que ella responde al punto (la traducción es mía con ayuda de un programa chapucero de la web).

“PREGUNTA: El segundo volumen de “Emmanuelle” ya está escrito. ¿Cuándo se publicará?
RESPUESTA: Por sí solo, el primer libro de “Emmanuelle” no tiene sentido: no hace más que presentar personajes. Es en la segunda parte cuando éstos realizan de verdad el “cambio” del que son capaces, y donde el valor de su experiencia puede incluirse.
En mi opinión, toda la historia corre el riesgo de entenderse mal si no se la lee hasta la conversación de Emmanuelle y su marido, en el capítulo final del segundo libro.
Éste, que se titula “La Antivirgen”, ya pareció en Francia hace varios años. Una nueva edición está en curso de impresión, en París. Diferirá sensiblemente de la primera versión, la cual tenía muchos errores y defectos.
PREGUNTA: Una novela, “La Antivirgen”, apareció hace poco en Italia. No lleva su nombre, pero en ella se encuentran los mismos personajes que en “Emmanuelle”, y esa novela parece ser la continuación. ¿Lo reconoce como suyo o se trata de una falsificación?
RESPUESTA: “La Antivirgen” recientemente impreso en Italia es una reproducción por método fotográfico del volumen publicado al mismo tiempo en Francia, del que acabo de hablarles. ¡Se encuentran pues, exactamente reproducidas, todas las faltas originales, e incluso los defectos del impresor! Es gracioso, pero sobre todo es dañino para los que lo leen. Harían mejor en esperar a la edición revisada que se está llevando a cabo.
Por supuesto, esta reproducción fotográfica se hizo sin mi autorización ni la de mis editores legales, e incluso sin nuestro conocimiento. Es pues completamente ilegal, y actualmente se están adoptando algunas medidas convenientes de justicia para remediar los muchos perjuicios que causa esta iniciativa deshonesta.”

Existe pues un primer volumen, “Emmanuelle”, publicado en italiano en 1968, cuya portada es la siguiente:
Un segundo volumen, “L’antivergine”, publicado también en italiano en 1968 (que presumiblemente es el que se cita en la entrevista), cuya portada es la siguiente:
Y un tercer volumen, titulado precisamente “Il Terzo Libro”, publicado en Roma en 1969 por Pegaso Edizioni s.r.l. y del cual se indica que es una traducción de un libro originalmente titulado “Trois”, cuya portada es la siguiente:
Este libro, es decir, “Il Terzo Libro”, estaba catalogado en el apartado “fantasías” en la página web dedicada a Marayat (que por cierto sigue su curso, y siguen sin contestarme). Pero sin embargo, es algo más...

Siguiendo adelante, en 1971 y de la mano de Eureditions, aparece un libro en francés titulado “Emmanuelle a Rome”, del cual se nos informa en la última página que es un texto escrito por Bee van Kleef (nombre que no aparece en ningún otro lugar). Los personajes son los mismos (Emmanuelle, Jean) y también las situaciones y las referencias... aunque chirría un poco en algunos lugares, como veremos después (por cierto que al menos hay otra edición conocida de este texto, publicada en 1979 por la editorial Livre d’Oc).

Algo que es verdaderamente curioso (y que descubrí por casualidad absoluta, sin acabar de creerlo del todo hasta que lo tuve en la mano), es que ¡existe una edición castellana de este libro, del año 1979! Se titula “Emmanuelle en Roma”, y la ficha técnica correspondiente para el archivo es la siguiente:

-Emmanuelle en Roma. (CONFIRMADO)

Única edición en España de “Emmanuelle a Rome”, el texto escrito por Bee van Kleef (aunque aquí no se indica autor alguno) que luego Emmanuelle Arsan transformaría en “Chargée de Mission”, publicado en 1979 por Ediciones Candaneo S.A. (Mario Acosta, Editor, según la Agencia Española del ISBN). Traducción sin datos (Eduardo Lluch, según la Agencia Española del ISBN). Portada: dibujo de una chica que sostiene un gran sombrero negro tapándole el pubis, con un fondo marrón borroso y otro fragmento blanco, con el título escrito en letras huecas en la parte superior y la editorial en la esquina inferior derecha. 244 págs., 14’5 x 21 cm.

Pues bien: según la historia oficial (así lo decía la página web), Emmanuelle Arsan toma el libro “Emmanuelle a Rome”, lo modifica un tanto, y lo convierte en “Chargée de Mission”, cuya primera edición en francés (según datos de la página web y también de las traducciones al portugués y al castellano, porque yo no poseo físicamente ningún ejemplar) es de 1991 (Éditions Belfond). Entre otras, hay traducción de este libro al portugués (“Missâo Secreta”, de Ediçâo “Livros do Brasil” Lisboa, 1992) y al castellano (“La Misión”, de Ediciones Robinbook, 1992), y curiosamente nunca lo he visto en inglés (quizá no exista).

El misterio y el quid de la cuestión es, sin embargo, el siguiente: parece evidente que “Il Terzo Libro” es anterior a “Emmanuelle a Rome”, y sin embargo... es el mismo texto, pero con variaciones sustanciales. Y la pregunta obligada es: ¿se trata de una ampliación posterior (y artificial) del texto, o por el contrario es un tercer volumen publicado en Francia casi clandestinamente (como los primeros “Emmanuelle” y “La Antivirgen”) y copiado ilegalmente en Italia igual que los dos anteriores? (en todo caso, no hay pruebas físicas de este texto más que en esa edición italiana: ¿lo robaron antes de que saliese a imprenta, o salieron tan pocos ejemplares que pudieron retirarlos o se han perdido todos?). Hay que tener en cuenta de que los italianos no son de fiar en cuanto a fechas y demás cosas (no sólo hicieron ediciones piratas, sino también libros apócrifos), pero comparando ambos textos es prácticamente indiscutible que “Emmanuelle a Rome” es una reducción del primero: “Il Terzo Libro” tiene catorce capítulos (con título cada uno de ellos), citas introductorias, y desarrolla partes de forma mucho más clara (la relación entre Emmanuelle y Silvana, las referencias a los dos libros anteriores -como si se esforzase, a veces demasiado artificialmente, en mantener una continuidad-, la visita a los secretos vaticanos -que para mi gusto es sin duda lo mejor del libro-, o el capítulo noveno donde cuenta el encuentro entre Emmanuelle y Moana, la gitana que gana el combate contra la esposa del príncipe y del cual no queda rastro en la siguiente versión). A su lado, parece fuera de duda que “Emmanuelle a Rome” es simplemente una versión sometida a tijera (no censora, porque subsisten pasajes eróticos descriptivos), y a veces de forma descuidada: por ejemplo, tiene once capítulos (uniendo algunos de los anteriores), y los presenta sin títulos ni citas ni nada que se le parezca...

Y el siguiente paso, presuntamente dado por Emmanuelle Arsan, es volver a someter a tijera y costura, manteniendo los once capítulos (sin títulos), eliminando por ejemplo el viaje en barco final (con la subsiguiente y delirante orgía del paso del Ecuador, que ni con cola pega en una historia pensada por Marayat), añadiendo algunas frases que se notan de su propia cosecha (reflexiones de los personajes y cosas así), y sobre todo, cosa muy importante, cambiando los nombres de todos los protagonistas, porque si hay algo verdaderamente indiscutible es que esta novela no tiene méritos para pertenecer al ciclo de Emmanuelle: la protagonista, a pesar del nombre, en ningún momento recuerda a la verdadera, ni mucho menos Jean y su actitud, por no hablar del argumento del libro (que gira en torno a nada menos que el tráfico de drogas y la extorsión).

Así que, en resumidas cuentas, parece ser que la (o el) tal Bee van Kleef (¿acaso la “Bee” de “Emmanuelle”?) pertenecía a la pandilla de Emmanuelle Arsan y quiso ofrecer su aportación elaborando una novela de la serie bastante barroca y que luego ella (o él) misma mutiló y publicó de otra forma, y que finalmente la propia Emmanuelle Arsan se encargó de pulir (aunque yo personalmente no sabría decir por qué motivo, y menos en una fecha tan extraña como 1991, casi veinte años después) y convertir en un librito que no está mal, pero que sólo es eso, un cuento intrascendente que en absoluto merecía formar parte de la saga. Con semejante baile, ocurren cosas tan curiosas como que el número de teléfono que el embajador le da a la protagonista en la nota es DISTINTO en las tres formas de la historia (es decir, tanto en “Il Terzo Libro” como en “Emmanuelle a Rome” y en “Chargée de Mission”)...

Hoy día, el lector español tiene la oportunidad de leer “La Misión” y disfrutar con ella como un divertimento (si la encuentra, claro: yo tuve que comprármelo primero en portugués...) y de reírse con la primera versión de la historia “Emmanuelle en Roma”, que tampoco está mal, pero que se nota que no es de Marayat (al menos, en “La Misión” sí que hay cosas suyas, y después de todo es lo que buscamos). Aunque si el lector sabe italiano, por mi parte recomiendo leer tanto “Chargée de Mission” como “Il Terzo Libro”, porque es sin duda más completo que “Emmanuelle a Rome”...

La foto de mi colección privada, con los cinco volúmenes distintos. Está claro que si encontrase la primera edición en francés me la compraría, por aquello del coleccionismo... pero de momento, esto es lo que hay:
Y aún dos cosas más. En primer lugar, como curiosidad, la lista de los capítulos en italiano, por si alguien quiere saberla (y además es bastante adecuada para la historia, incluso para “Chargée de Mission” salvando las distancias):

PRIMERA PARTE: “Le bambole”
-Capítulo 1: “Il risveglio”
-Capítulo 2: “L’ospite”
-Capítulo 3: “Sotto lo sguardo del draco”
-Capítulo 4: “La vacanza”
-Capítulo 5: “La festa”
-Capítulo 6: “La violenza”
-Capítulo 7: “La zingara”
-Capítulo 8: Sin título
-Capítulo 9: “Il bosco”
-Capítulo 10: “Il furto”
SEGUNTA PARTE: “Il viaggio”
-Capítulo 11: “Il prete”
-Capítulo 12: “Il segreto”
-Capítulo 13: “Il passaggio dell’Equatore”
-Capítulo 14: “Il cerchio si chiude”

Y en segundo lugar, un misterio sin resolver de lo más apetecible. Como he dicho, he podido completar el puzzle precisamente adquiriendo “Emmanuelle a Rome”, la primera edición francesa de 1971, que me ha permitido hacer las pertinentes comparaciones entre libros... pero lo más misterioso ha sido encontrar una nota a lápiz en la primera página del volumen, que dice nada menos que lo siguiente: “il s’agit en fait de la 1ère version de “Chargée de mission” E. A.”. Repito que la nota está A LÁPIZ y firmada así, E. A.: ¿es una nota escrita por la propia Marayat, por su marido, por el editor, o por el librero? En fin, como tampoco sabemos de cuántos ejemplares fue la tirada, ni a quién perteneció este volumen anteriormente, nos quedaremos con la ilusión de poseer un pedacito de la caligrafía de nuestra escritora favorita...

Uf, me alegro de haber puesto fin a una pesquisa tan longeva: ha costado lo suyo... Ahora, para rematarlo, debería leerme primero tranquilamente “Emmanuelle en Roma” y luego “La Misión” para comparar qué es exactamente de Marayat y qué no, pero lo dejaremos para más adelante: el libro tampoco se merece tantas atenciones, y a lo tonto ya me lo he leído unas cuantas veces...

miércoles, 5 de agosto de 2009

Annie Leibovitz: Vida de una Fotógrafa (1990-2005)

Otra de las excusas para ir a darme un garbeo por Madrid, fue esta excelente exposición, que no podía perderme por nada del mundo: las fotos de Leibovitz me fascinan más o menos desde esa época (cuando tendría unos trece o catorce años y aprendí a distinguir su forma de mirar y de retratar), y no había podido ir a verla cuando volví de Alaska porque aún no la habían abierto... así que ahora ni lo dudé, y ha sido toda una experiencia.

Es ciertamente curioso, ver cómo esta mujer es capaz de expresar sentimientos y texturas emocionales de esa forma tan íntima y personal, al mismo tiempo que desnuda los personajes y muestra de ellos justo lo que desea mostrar (es capaz de convertir en nobles y legendarios a los miembros de la administración Bush, ahí es nada). Es una maravillosa captadora de ambientes y de estados de ánimo, y también una mujer que sabe cómo sacarle provecho al erotismo y a la sensualidad sin necesidad de mostrar nada o casi nada (baste de ejemplo la foto de abajo, de su compañera Susan Sontag, como botón de muestra).

Está en la sala Alcalá 31 (Madrid) hasta el próximo seis de septiembre, y nadie debería perdérsela...

Mine Kawakami: "88 Colores Para un Piano"

Vaya una experiencia...

Me escapé a Madrid por esta razón, y tenía ganas de hablar de ello en profundidad, porque la cosa vale la pena... Conocí a Mine Kawakami, pianista japonesa, y a su novio Rafael Pérez Castells, (excelente, y no lo digo a menudo) poeta madrileño (entre otras cosas), en Granada, hace un par de años y de auténtica casualidad (eran amigos de Eko, una japonesa bailarina de flamenco que vivía con mi prima Fany): se me presentó así, como una pianista, y yo no le di mucha importancia hasta que la oí tocar en el tablao al que fuimos a ver flamenco aquella noche... y sus sonidos me enamoraron, dándome cuenta de que verdaderamente era una pianista. Tanto es así que llevo desde entonces intentando traerla a la isla para que toque, y de momento no hay manera... aunque perseveramos, sí señor.

Esta vez, a través de una invitación del myspace, me llegó la noticia de que el pasado 29 de julio iba a tocar en el teatro Lara... y billete barato mediante, allí me fui, dispuesto a alucinar con sus sonidos. Y vaya si lo hizo: Mine es una brillante contadora de historias, que consigue crear verdaderos espacios con la única ayuda de su piano y las caricias que otorga a sus teclas, sumergiendo al oyente en una experiencia que se hace difícil de describir... y que incluso se podría calificar de “terapéutica” (su “Concierto para dormir” es una idea magnífica). Un verdadero placer...

He aquí su página en myspace, con un botón de muestra que vale la pena oír:

http://www.myspace.com/minekawakami

Ha sido una verdadera maravilla poder escucharla en directo, y entrevistarla después para Temps Moderns (el arti en cuestión saldrá en octubre): a ver si pronto podemos escucharla aquí en directo...

A veces, la vida es mágica... y más cuando te trae estas amistades de una forma tan poética.

sábado, 1 de agosto de 2009

"La Iniciación de Vivant Lanon" (Marc Cholodenko)

Siempre es una buena excusa eso de ir a Madrid para dar una vuelta por Hipercómic a ver qué encuentra uno... y entre un buen montón de revistas de National Geographic atrasadas, se me coló sin querer queriendo un nuevo volumen de la colección “La Fuente de Jade”, por el módico precio de tres euros. Como ya dije una vez, siempre hay un buen motivo para hacer una colección, y después de haber conseguido completar la de “La Sonrisa Vertical” para kioskos (50 volúmenes mas uno), pues no voy a hacerle ascos a éstos... eso sí, sin prisas.

Y es que tampoco es que haya sido una gran compra, a pesar de que la novela no está mal... pero estas historias de sumisión con gotas de escatología nunca me han convencido en exceso: “La Iniciación de Vivant Lanon”, de Marc Cholodenko, es una especie de divertimento que quiere pasar por testimonio real y tiene algún buen momento, pero en general se queda en anécdota curiosa. Bueno, no hay nada de qué sorprenderse: así es el mundo de la literatura erótica, y para encontrar los tesoros es necesario trillar muchas gavillas...

El último "Sabàtic"

Hoy es sábado, y es el primero en un año y medio en el que llevo en casa toda la mañana... porque definitivamente, “Sabàtic” ha pasado ya a mejor vida. La semana pasada, grabando el programa del domingo, llegamos al número 100 y al final al mismo tiempo, a veces este tipo de casualidades son curiosas...

Fue bueno mientras duró, no hay duda, y a pesar de ser en sábado, era todo un placer ir hasta los estudios a locutar y a ver cosas interesantes en directo (sobre todo las actuaciones musicales, cosa que siempre me ha gustado hacer en radio). Así que ante todo, dar las gracias a todos los que he acompañado en la aventura, empezando por Marga Noguera (la jefa) y Marta Alonso (la subjefa) y siguiendo por los colaboradores como Mateu Berga “er Peineta” o Xavier Matesanz, sin olvidar desde luego a los múltiples técnicos (a Luis sobre todo, que es quien más ha estado). Han sido unos sábados de lo más animados, sí señor: echaré de menos la sensación de quedar con los amiguetes para ir primero al baratillo y luego acercarme hasta la emisora...

Para esta última intervención, invité a nuestro amigo Cristóbal Icaza, de amantis.net, para que nos acompañase y nos explicase sus planes anticrisis de este verano (proponiéndonos unos viajes sin salir de casa que sonaban muy divertidos y muy interesantes, como todo lo que ellos hacen), además de despedirnos calurosamente agradeciéndonos todo lo que habíamos hecho con ellos (que ha sido un gusto, porque son gente muy maja al mismo tiempo que muy profesional).

Y para “La estantería de Ház” (a la que sin duda voy a echar de menos, aunque algún arreglillo ya voy haciendo), improvisamos algo que al final quedó perfecto: una entrevista con el fotógrafo Pep Bonet, por aquello de que era el último día y así traía a alguien de carne y hueso en lugar de un objeto. Su trabajo es verdaderamente especial...

http://www.pepbonet.com/index.html

Y al final del todo, nos despedimos con un emotivo recuerdo de entrevistas y de cosas hechas, que ciertamente habían sido muchísimas en todo este tiempo. Personalmente, sin duda, me quedé con la que le hicimos por teléfono a Eva Hache (con la legendaria metedura de pata de Mateu), y desde luego con la rueda de prensa de Patti Smith, a la que pude admirar tocando una guitarra a un par de metros de mí. Como digo, una magnífica experiencia...

Pero todo sigue, porque el mismo viernes anterior al último sábado de “Sabàtic”, nos confirmaron a mí y a Mateu que finalmente... ¡tenemos un programa propio! A partir de mediados de septiembre, y hasta diciembre, tendremos un espacio de una hora los domingos para criticar y hacer el tonto de maneras varias... pero ya seguiremos informando. De momento, esto es una despedida, así que larga vida a “Sabàtic”, que tanto nos entretuvo...